Imagen de archivo de una oficina de Mapfre
Imagen de archivo de una oficina de Mapfre - ROCÍO RUZ

La devaluación de las divisas lastra un 9% las ganancias de Mapfre

La aseguradora aumentará a lo largo del año su catálogo de productos de ahorro ante la caída de las primas en España

MADRIDActualizado:

La fortaleza del euro frente a las divisas de países de Iberoamérica donde operan las multinacionales españoles están haciendo mella en sus resultados del primer trimestre. Entre ellas Mapfre, con una fuerte presencia en la región. La compañía presidida por Antonio Huertas obtuvo entre enero y marzo de 2018 un beneficio neto de 189 millones de euros, un 9% menos que en el primer trimestre de 2017. Y es que la depreciación de monedas como el real brasileño y el peso mexicano, entre otras, pero también la lira turca lastraron los ingresos de la compañía.

Mapfre facturó en primas de seguro en los tres primeros meses del ejercicio 6.197 millones, un 7,2% menos que un año antes. Si a ello se suma que el entorno de bajos tipos de interés hundió un 21,1% los ingresos financieros, la facturación total de la segunda aseguradora española se redujo un 7,6%, a 7.257 millones. «Ha sido un trimestre coyuntural, condicionado por la depreciación de las divisas, pero positivo», ha asegurado el director financiero del grupo, Fernando Mata, en una videoconfederencia con los medios de comunicación y durante la cual recordó que hasta una docena de divisas en las que opera se devaluaron frente al euro a doble dígito.

Así, por ejemplo, la facturación por primas de la aseguradora en Brasil cayó un 15,8%, a 1.013 millones; en el cojunto de otros países de América del Sur un 7,7%, a 395,4 millones, y en los del Norte un 0,5%, a 365,2 millones. En Estados Unidos, además de la depreciación del dólar, la salida de Estados no rentables ha hechos que los ingresos de Mapfre allí hayan bajado un 14,1%. México es la unidad que mejor se comporta en la región.

En Turquía la debilidad de la lira frente al euro, así como una menor venta de seguros, hizo que la facturación del grupo se hundiese un 23,3%. Mapfre registra eso sí mejoras en Italia y Alemania, donde entró con la compra del negocio de seguros directos Direct Line. Ambas filiales operan ya bajo la marca Verti; en el primer país, además de inyectarle capital por 120 millones, la unidad ha reducido sus pérdidas, mientras que en el merado germano ya está en beneficios de 800.000 euros en tres meses.

«El resultado en España es buenísimo», ha resaltado Mata. La facturación de Mapfre en España se redujo un 1,5%, a 2.310,4 millones de euros, debido básicamente a la reducción del negocio de vida ahorro por los bajos tipos de interés, que restan atractivo a estas pólizas. Así, la filial dedicada al negocio de vida, Mapfre Vida, vio caer su facturación un 18,2% y su beneficio un 33,2%. En todo caso, la dirección de la compañía avanzó que a lo largo de 2018 sacará nuevos productos de vida ahorro para volver a un nivel de producción normalizado.

Esa caída del negocio de vida se amortiguó con la buena evolución de la comercialización de pólizas de no vida y ligadas a la recuperación económica. Mapfre España incrementó sus ingresos un 4,6% gracias al aumento de la facturación del 3,2% en pólizas de automóvil, del 5,8% en seguros generales y del 6% en seguros y accidentes.

Junto a España otro pilar de las cuentas de Mapfre es, cada vez más, su filial reaseguradora, Mapfre RE. A pesar de que esta unidad también se ha visto afectada por el efecto divisas, su resultado neto se disparó un 22,2%, a 62,7 millones, consolidándola como una de las fuentes de generación de beneficios del grupo.