Juan Carlos Soler

El cierre masivo de hoteles pondría en peligro la viabilidad de los viajes del Imserso

El sector, que ha impugnado el nuevo programa, afirma que si los pliegos salen adelante, muchos de los 350 hoteles que se acogen al programa cerrarán, lo que pone en peligro los 12.000 empleos que genera

MadridActualizado:

Las condiciones de los pliegos del Imserso tienen en pie de guerra a los hoteleros. El pasado 8 de mayo la patronal hotelera Cehat impugnó los pliegos que el Gobierno publicó porque entienden que los precios ofertados a los clientes no son rentables para el sector. En concreto, el presidente de la patronal, Juan Molas, explicó ayer ante los medios de comunicación que «los ingresos medios por una habitación de un hotel de tres y cuatro estrellas son de 59 euros, mientras que en el Imserso son 42 euros al día entre dos personas con mejores servicios, como todas las comidas incluidas y servicios de animación». Alega que con estas condiciones es imposible que el programa resulte rentable para los hoteleros. Por ello, los hoteleros piden a la justicia la suspensión de los pliegos publicados y que se hagan unos nuevos que recojan sus peticiones o que el Gobierno prorrogue los del año pasado.

Un precio que en los pliegos no se recoge ningún incremento en los cuatro años que pueden estar en vigor. Los hoteleros también destacan que no tiene sentido que se pague lo mismo en la temporada baja del programa que en la alta. «Ahora pagan lo mismo los que viajan en octubre que en enero y que en marzo», espetó Nuria Montes, secretaria general de la patronal hotelera de Benidorm y la Costa Blanca (Hosbec). Denuncia que «en el pliego no se ha hecho ningún estudio de costes directos e indirectos. Si se hiciera, se vería que el programa que es inviable». Además, explica que con los números sobre la mesa no podrían pagar el salrio mínimo del sector, ya que los pliegos exigen que haya un trabajador por cada 7,5 clientes.

El sector alerta de que si los pliegos actuales salen adelante, de los 350 hoteles que se acogen al programa «muchos cerrarán en vez de acogerse al programa», afirma Molas. El presidente de Cehat no sabría calcular un número exacto, aunque asegura que «muchos ya han tomado esa decisión». Este posible cierre masivo pone en peligro el normal desarrollo del programa del Imserso, ya que «no habrá capacidad de alojamiento» para las más de 900 mil plazas ofertadas. De esta manera, están en peligro los 12.000 empleos hoteleros que el sector genera en temporada baja gracias al programa. A esos empleos habría que sumarle los indirectos, por lo que la cifra total podría ser de unos 90.000.

Un cierre que podría perjudicar más a los hoteles aun así, ya que para Molas final «la voluntariedad para los hoteles» a la hora de acogerse al programa «es relativa porque es difícil encontrar gente dispuestos a trabajar solo una temporada». Añade que «si fuéramos egoístas cerraríamos los hoteles y abriríamos en la temporada alta». Por ello piden que si se rehacen los pliegos se suba el precio de las plazas como mínimo al coste que los hoteles sufren cada año para seguir operando, como la energía, que en los últimos cinco años subió un 32%.

Entienden además que los pensionistas que más se acogen al programa son aquellos que cobran entre 1.100 y 1.400 euros, mientras que los paquetes terminan costando entre 200 y 300 euros a la semana. «Pensamos que una parte de los usuarios pueden hacer un mayor esfuerzo», añadió Montes.

Reunión con el Gobierno

Cehat pide comprensión por parte del Gobierno, el cual se ha comprometido a tener una reunión en los próximos días para abordar el problema. «El Gobierno tiene suficiente armas para prorrogar el programa existente, prorrogar los pliegos, consultar a las partes», espetó Molas. Una prórroga no la ven con malos ojos, ya que para el presidente de Hosbec, Antonio Mayor, «se puede soportar un año a pan y agua pero cuatro no». Sin embargo, el tiempo aprieta, ya que en junio se espera que el fallo del concurso de los pliegos, para el que se han presentado tres operadores. Estos esperan poder negociar los viajes a partir de septiembre.

Aun así, al Gobierno de Sánchez critican su poca disponibilidad para atender sus peticiones. «Hemos negociado con el Imserso y su dirección general en numerosas ocasiones. Encontramos una buena disposición en su momento hasta el punto de que nos pidieron que enviáramos sugerencias. Por razones políticas hubo un cambio de gobierno y se nombro a una nueva directora general del Imserso que no nos atendió del mismo modo», acusó Molas, que explica que «al final no nos han atendido ninguna petición».

Los hoteleros también critican al estado que solo aporte al programa 63 millones, cuando hace doce años su aportación era de 100. «El Imserso es un negocio redondo para el estado porque por cada euro que invierte recibe 1,5», comentó Molas. A la espera del posible encuentro con el Gobierno, los hoteleros esperan recibir una contestación de su recurso a la justicia a mediados del mes de junio.