España insta al BCE a seguir comprando deuda de países golpeados por los mercados
El ministro belga de Exteriores, el secretario de Estado español para la UE y el secretario de Estado alemán conversan antes del Consejo de Asuntos Generales de la UE - efe

España insta al BCE a seguir comprando deuda de países golpeados por los mercados

Bruselas dice que no se plantea el rescate a España y atribuye los máximos marcados por la prima de riesgo española al «contagio» de los problemas en Grecia e Italia

agencias
bruselas Actualizado:

El secretario de Estado español para la Unión Europea, Diego López Garrido, ha instado hoy al Banco Central Europeo (BCE) a que siga comprando deuda de países que como España o Italia están sufriendo fuertes presiones en los mercados, aunque no citó expresamente a ningún Estado.

"Es fundamental que el BCE pueda cumplir su función", dijo en rueda de prensa el secretario de Estado al término del Consejo de Asuntos Generales de la Unión Europea (UE), que tuvo lugar hoy en Bruselas. López Garrido afirmó que el BCE "ha estado interviniendo en los mercados de deuda y va a seguir interviniendo" y recordó que su papel consiste en garantizar la liquidez del sistema financiero y asegurar la estabilidad de los mercados financieros.

El secretario de Estado se ha referido a las subidas registradas hoy en la prima de riesgo española y de otros países del euro y consideró que "corresponde a una situación de turbulencia financiera que nada tiene que ver con la situación económica de los países".

López Garrido ha considerado que las subidas de hoy se deben a «una turbulencia financiera»

Las dudas sobre la viabilidad de la moneda única europea y los ajustes políticos en Grecia e Italia dispararon hoy la rentabilidad de los bonos españoles y colocaron el interés en los niveles más altos desde 1997.

"Es una circunstancia muy adecuada para que el BCE haga uso de su capacidad y cumpla los objetivos como lo viene haciendo en los últimos tiempos", sostuvo López Garrido. En su opinión, la entrada en vigor del fondo de rescate europeo, tras el refuerzo del mismo acordado el pasado 26 de octubre, va a potenciar la capacidad de la Unión para dar estabilidad financiera a los mercados.

"Cuando entre en vigor la facilidad (el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera) podrá dedicarse con más intensidad a la intervención en los mercados de deuda primaria o secundaria, prestar a países que están en dificultades, sin ser países en rescate, o incluso como prestamistas de entidades financieras que necesiten liquidez", precisó.

López Garrido dijo que la intención es que el fondo esté "en pleno funcionamiento" antes de finales de año, pero recalcó que hasta entonces "más que nunca es importante resaltar la labor del BCE" para asegurar que las emisiones de deuda de los países se realicen "en condiciones normales con arreglo a sus fundamentos económicos y no a meros cambios erráticos de los mercados".

El alto funcionario español hizo estas declaraciones después de un debate de los Veintisiete sobre la situación económica actual, que López Garrido consideró "preocupante",en el que no se hizo ninguna mención expresa a España, aunque sí se trataron los casos de Grecia e Italia.

Las delegaciones oficiales de estos dos países confiaron en poder contar con un gobierno lo antes posible y esperaron que la jornada de mañana suponga avances en este sentido.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se refirió en el encuentro al informe sobre la crisis en la eurozona que presentará en el Consejo Europeo del próximo 9 de diciembre, cuya preparación volverá a tratarse en el Consejo de Asuntos Generales del 5 de diciembre.

López Garrido deseó que se logre "completar la unión monetaria con una unión económica" y se establezca una disciplina presupuestaria y se fije una gestión coordinada de la deuda pública para evitar las marcadas diferencias entre algunos socios europeos y las economías más fuertes de la UE como la alemana.

Deseó asimismo que la UE cuente con "una política de crecimiento económico coordinada" y que los países que tengan margen para aplicar estímulos al crecimiento lo hagan.