El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos - ABC | Vídeo: May pedirá a Tusk una prórroga del Brexit antes del jueves (EP)

Un Brexit duro destruiría 127.000 empleos en España los próximos cinco años

El Banco de España calcula que en el peor escenario el PIB se dejaría 9.000 millones

MadridActualizado:

Buena parte del devenir de la economía europea y española se decide en las próximas semanas ante el grado de desacuedo de la salida de Reino Unido de la UE. Un Brexit duro, es decir sin pacto entre ambas partes y de forma desordenada, restaría casi 10.000 millones de euros a la economía española en cinco años, es decir, ocho décimas del Producto Interior Bruto (PIB), según ha calculado el Banco de España en el informe « Brexit: balance de situación y perspectiva».

En los otros dos escenarios que dibuja el organismo dirigido por Pablo Hernández de Cos, si Reino Unido se marcha de forma ordenada pero sin acuerdo, es decir, pasando a regir las relaciones entre la UE y el país británico las reglas generales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) con las consiguientes barreras arancelarias, España perdería unos 6.000 millones de euros, esto es, cinco décimas del PIB en cinco años.

Y en el escenario más optimista, aquel en el que hay acuerdo con salida transitoria, y quedando la relación comercial entre Reino Unido y la UE como un tratado similar al que mantiene esta última con Canadá, el impacto sería menor, del 0,02% en cinco años, es decir, 242 millones. En este caso se trataría de «un efecto muy reducido porque la apreciación de la libra mitigaría, en parte, los efectos de la reducción de la demanda británica, en términos reales», recoge la institución.

Sobre todo, los tres primeros años

Dentro de este abanico de escenarios, el Banco de España advierte que en la hipótesis más adversa, que restaría de una a dos décimas de crecimiento anual, la mayor parte de los efectos negativos sobre la economía se producirán en los tres primeros años. «Los casos en los que no se alcanza un acuerdo comercial dan lugar a caídas de la actividad no solo mayores, sino también más rápidas, de modo que en el tercer año se habría producido ya más del 80% del efecto total, frente a aproximadamente el 60% en el caso de que la salida viniera acompañada de un acuerdo comercial entre ambas áreas», sentencia.

Asimismo, el 70% del efecto sobre el PIB se produciría por el impacto directo que el Brexit tendría en el comercio bilateral con Reino Unido. El resto se explicaría por efectos indirectos con el resto de socios de la UE.

Impacto en el empleo

Los efectos del portazo de Reino Unido a la UE también se dejarían sentir en el empleo. El Banco de España calcula que el efecto negativo ascendería al 0,77% de los puestos de trabajo: cogiendo los ocupados a tiempo completo supondría unos 127.000 empleos menos para España. En el escenario intermedio, el coste se reduce a unos 77.000 puestos –un 0,47% de los ocupados– mientras que si se da el más optimista de los escenarios, el coste sería de algo más de 3.000 empleos, un 0,02% de los puestos de trabajo en el periodo que va de 2019 a 2024.

Las exportaciones, las más afectadas

En las hipótesis que traza Samuel Hurtado, del departamento de Análisis de la Situación Económica, las exportaciones son las que sufren más: bajarían un 2,65% en el peor escenario, un 1,62% en el intermedio y un 0,09% en aquel en el que hay acuerdo y tratado comercial. Todo ello pese a que el organismo señala que la «exposición comercial» de las empresas que intercambian con el país británico es menor que las que se tiene frente a Francia, Alemania o Italia. Pese a ello, en otro capítulo el organismo advierte de las consecuencias que puede tener este acontecimiento sobre las importaciones.

«En la vertiente importadora, esta exposición se eleva notablemente, lo que podría señalar riesgos potenciales ante un eventual acuerdo de comercio más restrictivo tras el brexit, en la medida en que dichas importaciones correspondieran a productos cuya sustitución es difícil o costosa», advierte la institución.

También pasaría una «sustancial» factura sobre la inversión, que se contraería desde un 1,15% en caso de Brexit duro, a un 0,7% o un 0,04% si se da el escenario pactado deseado.

Reino Unido, en peligro de recesión

Pero si los cálculos recogen que cuanto menor es el grado de acuerdo peor es la situación para España, para Reino Unido el escenario es considerablemente peor. Ante un Brexit duro, el PIB británico se contraería un 7,75%, que sería un 4,75% si es ordenado pero con la OMC rigiendo las relaciones con la UE y del 0,75% si hay un pacto entre las partes. «El primer escenario implicaría una apreciación de la libra esterlina del 2% respecto a su valoración actual, mientras que el segundo y el tercero conllevarían depreciaciones del 15% y el 25%, respectivamente», explica.

El Banco de España afirma, no obstante, que los resultados de la simulación han de tomarse «necesariamente con cautela», dado que las estimaciones no han tenido en cuenta «potenciales elementos mitigantes» por la acción compensatoria de las políticas monetaria y fiscal que podrían adoptarse, ni incorpora las medidas de contingencia que los gobiernos han aprobado para aminorar los costes de una salida sin acuerdo.