Las Bolsas europeas se desploman por el temor a una nueva recesión
«Traders» en el New York Stock Exchange - REUTERS

Las Bolsas europeas se desploman por el temor a una nueva recesión

El Ibex se hunde un 4,7%, siendo a pesar de ello el mejor índice de los grandes del euro. El miedo inversor se plasma en el alza de los valores refugio: bono alemán, oro o franco suizo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tras un comienzo a la baja pero relativamente tranquilo, las Bolsas vuelven a acumular caídas importantes y, cuando quedan minutos para el cierre de la jornada del jueves, acumulan caídas importantes en sus principales plazas del continente europeo. No es que los inversores necesiten actualmente especiales motivos para huir de la renta variable, pero cada vez parece más claro que nos encaminamos hacia un «double dip» o vuelta a la recesión tras una leve recuperación. Consecuencia de esta falta de confianza: la renta variable se desploma, los valores refugio (bund alemán, oro, franco suizo) se revalorizan y el petróleo cae por las perspectivas de una menor demanda.

El Ibex 35, que lleva toda la jornada en negativo, ha empeorado tras la media sesión y a las 15 horas acumula una caída del 3,57% y con todos los valores del selectivo (menos Mapfre) en negativo. Aunque se han llegado a tocar los 6 puntos porcentuales de caída, al final ha cerrado con un 4,7% de caída.

Por su parte, el mercado italiano ha tenido incluso peor evolución y ha acabado cerrando con un 6,15%.

El Dax alemán sigue sin levantar cabeza y lleva un nada desdeñable 4,98% de recorte que luego ha dejado en agua de borrajas ya que al final su caída ha sido ni más ni menos que del 6%. El comportamiento de la bolsa alemana es muy negativo, el peor de todos los europeos, en este mes de agosto.

Mientras, París se ha dejado un 5,48% por el camino. Por su parte, el mayor mercado financiero del continente (aunque fuera de la zona euro), Londres, por su parte, que es famoso por ser un mercado estable donde ni crecimientos ni variaciones son muy altos, perdía al cierre un 4,49%.La apertura de Wall Street a la baja, con el Dow Jones cayendo más de un 3,5%, añade más leña al fuego y augura un cierre con fuertes caídas.

Las malas perspectivas de la economía mundial, que hacen temer con un «double dip» (doble caída o recesión en forma de W) pueden ser parte de la justificación de este desplome bursátil, así como un informe hecho público este mismo jueves por el banco de inversión neoyorquino Morgan Stanley y que dice que hay muchas posibilidades de que Europa y EE.UU. vuelvan a entrar en caída de sus economías «en los próximos seis o doce meses».

«Fat finger»

Hay fuerte castigo a los bancos, pero la razón que ha podido arrastrar al mercado ha sido una posible operativa errónea en el Dax alemán.

En concreto, según explican a Finanzas.com varios operadores, las bajadas se habrían producido al encadenarse sucesivamente varias órdenes de 'stop loss' o de venta automática a raiz de una posible operación errónea.

Las fuentes comentan que se habría podido producir un caso de 'fat finger' (dedo gordo en inglés) que es cuando un operador introduce una orden errónea cuando quería haber cursado otra. En este caso, los rumores apuntan a que se ha introducido una orden por lo mejor en vez de limitada.

Aunque aún está todo por confirmar, lo cierto es que el Dax se ha hundido en unos minutos a la velocidad del rayo, arrastrando consigo a todo el mercado, incluso a los futuros de Wall Street, que han llegado a perder cerca del 2%.

El Dax se ha hundido en unos minutos a la velocidad del rayo

La renta variable europea, que lleva un mes de agosto de grandes recortes y convulsiones que han obligado a los países a prohibir temporalmente las posiciones cortas para evitar la especulación.