Muchos inmuebles tasados antes de la crisis tienen un valor catastral muy superior al que le correspondería
Muchos inmuebles tasados antes de la crisis tienen un valor catastral muy superior al que le correspondería - abc

Hacienda planea subir el valor catastral de 14 millones de viviendas en dos años

Lo bajará a tres millones de inmuebles que tenían valores de la época de la burbuja

Actualizado:

El valor catastral de 14,4 millones de inmuebles subirá entre 2015 y 2016, según los Presupuestos Generales del Estado de ambos años. Ello se traducirá en un aumento del Impuesto de Bienes Inmuebles y de otros tributos como la plusvalía municipal que se calculan a partir de estas referencias. Al mismo tiempo, otros tres millones de viviendas verán su valor rebajado en ambos ejercicios. El objetivo es actualizar las bases de datos del Catastro –dependiente del Ministerio de Hacienda–, ya que las referencias se han quedado obsoletas.

La iniciativa para revisar los datos parte de los ayuntamientos, señalan desde Hacienda. Desde hace tres años, los municipios son los que piden al Catastro actualizar el valor de los inmuebles. La administración autoriza esta petición siempre que no haya habido una revisión catastral en los últimos cinco años. Y los Presupuestos Generales del Estado para 2016 incluyen en el apartado de "Gestión del Catastro Inmobiliario" que el próximo año Hacienda aplicará coeficientes de actualización al alza para aumentar la valoración en 1.567 municipios que comprenden 7,02 millones de inmuebles.

Al mismo tiempo lo reducirá en 126 municipios que comprenden 1.085.053 viviendas. En 2015, Hacienda preveía aplicar coeficientes al alza a unos 7,4 millones de viviendas mientras que 1,9 millones lo verán reducido este año.

Posteriormente, los ayuntamientos podrán aplicar estas valoraciones actualizadas a impuestos como el IBI, que se ha convertido en la principal fuente de ingresos de los municipios durante la crisis. El Programa 932M de Gestión del Catastro Inmobiliario, referencia de los Presupuestos que incluye la subida, resalta que los consistorios "necesitan datos catastrales para definir y establecer su política tributaria respecto al Impuesto sobre Bienes Inmuebles".

La mayor parte de las valoraciones catastrales están desfasadas. Como señalaba el informe elaborado por el comité de expertos para la reforma fiscal, el periodo de actualización media es de 21 años. El 47,8% de los 37 millones de inmuebles urbanos que hay en España tienen valores anteriores a 2002. Cada ejercicio se solían revisar 1,8 millones de inmuebles, una cantidad que ha aumentando en los últimos años, en un esfuerzo del Catastro. De hecho, Hacienda planea que este año se revisen 9,3 millones de referencias y otros 8,1 millones en 2016.

Sin embargo, como señalan fuentes de Hacienda, en global esta revisión se traduce en una rebaja media de las valoraciones catastrales. A pesar de que hay 14 millones de inmuebles que aumentan su referencia, el alza es más leve frente al impacto de las bajada de valor de los otros tres millones de inmuebles. ¿Cómo es posible entonces que haya una bajada? Ello se explica porque la mayor parte de estos tres millones de inmuebles estaban tasados con referencias "infladas" previas al estallido de la burbuja inmobiliaria, por lo que en su caso la bajada del Catastro será "muy significativa", describen en Hacienda.

El hundimiento de la burbuja inmobiliaria ha provocado que muchos inmuebles tasados antes de la crisis tengan un valor catastral muy superior al que le correspondería.