La Bolsa española perdía los 10.000 puntos al comienzo de la sesión - efe

El Ibex 35 cede más del 5% en su peor jornada desde hace tres años

El índice general de la principal Bolsa china, la de Shanghái, cerró con una caída de un 8,49% hasta los 3.209,91 puntos

Actualizado:

El principal indicador del mercado bursátil español, el Ibex 35, ha cosechado su peor registro en una sesión desde hace tres años y ha perdido un 5,01% durante la jornada de este lunes, tras el nuevo hundimiento de los mercados asiáticos. El batacazo podría haber sido mayor, ya que a falta de dos horas para el cierre de la sesión, el Ibex cedía un 6%, la mayor caída del selectivo español desde el primer rescate griego y se aproximaba a los 9.600 puntos, tras la decisión de las autoridades bursátiles estadounidenses de suspender la negociación en el mercado de futuros cuando los contratos sobre índices bursátiles bajaban más del 5%.

La Bolsa española bajaba a falta de dos horas para el cierre más del 6%, la mayor caída desde el primer rescate griego, y se aproximaba a 9.600 puntos, afectada por el declive de los mercados internacionales, la revalorización del euro y la suspensión de negociación de los futuros estadounidenses, según datos del mercado y expertos consultados. Con la prima de riesgo en 148 puntos, el índice de referencia del mercado nacional cedía 680,70 puntos, el 6,63%, hasta 9.590,80 puntos, nivel de octubre de 2014.

En Europa, con el euro a punto de cambiarse a 1,17 dólares (el viernes fijó su tipo de cambio en 1,13), París bajaba el 5,35% por ciento; el índice Euro Stoxx 50 perdía el 6,52 por ciento; Milán, el 5,96 por ciento; Londres, el 5,75 por ciento, y Fráncfort, el 3,95 por ciento.

LaBbolsa española incrementaba a esas horas sus pérdidas por la decisión de las autoridades bursátiles estadounidenses de suspender la negociación en el mercado de futuros cuando los contratos sobre índices bursátiles bajaban más del 5%.

Seguían pesando sobre la renta variable la desaceleración económica china y su incidencia sobre la economía mundial, así como el retroceso de los mercados internacionales, que en esta jornada comenzaba en Asia (Shanghái bajaba el 8,5% a pesar de que el Gobierno chino permitía que los fondos de pensiones pudieran invertir el 30% de sus activos en Bolsa).

En Europa, mientras el euro se revalorizaba notablemente, alrededor del 3% respecto a la jornada anterior, eran especialmente castigadas las empresas exportadoras, las energéticas y las ligadas a la extracción y procesamiento de materias primas.

La autorización a invertir a los fondos de pensiones de China hasta un máximo de un 30% de sus activos en Bolsa no frenaba el retroceso de Shanghái, el 8,5%, el mayor descenso en ocho años, mientras que Hong Kong caía el 5,2%, el segundo mayor retroceso del año, y se situaba en niveles de dos años atrás.

Desplome en los mercados asiáticos

Las Bolsas asiáticas han sufrido otra jornada de pérdidas arrastradas por el día negro que sufren los mercados chinos, que continúan el calvario de la pasada semana con un fuerte desplome que en Shanghái supera el 8%. Con esta caída, la Bolsa china de referencia ya se sitúa en números rojos en lo que va de año, al registrar una cotización inferior a la que tenía al inicio del ejercicio.

Las pérdidas eran especialmente fuertes en las empresas del sector petrolero debido a la nueva caída del crudo en los mercados internacionales, y así PetroChina perdía un 9% poco antes de la media sesión, mientras que Sinopec caía un 8,21%.

En el segundo mercado del país, el de Shenzhen, con mucho peso de los valores tecnológicos, las pérdidas se situaban en el 7,83%.

Mientras, en Hong Kong, el índice de referencia Hang Seng, llegó a la media sesión con un fuerte descenso del 4,64 ¡% (1.039,92 puntos) hasta quedar en 21.369,7 enteros. La firma de inversiones hongkonesa KGI señala en un comentario que el espacio para una recuperación del Hang Seng a corto plazo «es limitado» debido a la fuerte presión a la baja del mercado.

UBS asegura en otro comentario que la volatilidad de los mercados mundiales va a continuar por un tiempo debido a las dudas sobre la economía mundial que ha hecho que los inversores dejen la renta variable en favor de bonos gubernamentales. Aún así, UBS señaló su confianza en que este mal momento pasará, comenzando en los mercados de los países desarrollados y en la estabilización de los datos macroeconómicos en China, ayudada por nuevas medidas del Gobierno de Pekín si fueran necesarias.

Este inicio tan negativo de la semana en las Bolsas chinas y de Hong Kong se ha producido a pesar de la decisión anunciada este domingo por el Gobierno chino de permitir a los fondos de pensiones del país invertir hasta un máximo de un 30% de sus activos en Bolsa. La medida, tomada tras las fuertes pérdidas en los parqués del gigante asiático durante la semana pasada, podría suponer la entrada en los mercados de valores del país de hasta dos billones de yuanes (unos 328.000 millones de dólares, 298.000 millones de euros), según los cálculos oficiales.