El ministro de Economía español, Luis de Guindos, junto al actual presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem
El ministro de Economía español, Luis de Guindos, junto al actual presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem - afp

Dijsselbloem, crítico con la intención de España de presidir el Eurogrupo

El también primer ministro holandés ha afirmado que el Gobierno español «cree tener el derecho» a pedir un cargo de peso en Bruselas cuando «no lo tiene»

Actualizado:

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, se mostró hoy crítico con la intención de España de presidir el foro informal de ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona, al afirmar que el Gobierno español "cree tener el derecho" a pedir un cargo de peso en Bruselas cuando "no lo tiene".

El también ministro de Finanzas de Holanda reaccionó así en declaraciones a los medios holandeses al apoyo que ha dado la canciller alemana, Angela Merkel, al ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, para que presida el Eurogrupo una vez termine el mandato de Dijsselbloem en 2015.

El ministro holandés dijo estar "al tanto" de las declaraciones de Merkel, quien este lunes dijo que apoya a De Guindos para presidir el Eurogrupo porque ha demostrado ser un "excelente" ministro "en tiempos difíciles". Dijsselbloem reiteró que de momento solo hay un presidente del Eurogrupo y este es él, tras haber sido nombrado en enero de 2013 por sus colegas, los ministros de Finanzas, para un mandato de dos años y medio, es decir hasta mediados del próximo año.

La cuestión de su sucesor se planteará "por ello en más de un año y no ahora", señaló el titular holandés de Finanzas en declaraciones recogidas por la agencia neerlandesa ANP. "Sé seguro que estaré todavía un año. No vamos a repartir puestos que no están vacantes", recalcó Dijsselbloem.

Agregó que es pronto para valorar la actuación de De Guindos como ministro, dado que, en su opinión, todavía hay que esperar para ver si España y sus bancos han salido de la crisis. "Se ha hecho mucho trabajo, pero no es seguro todavía si España ya está ahí (fuera de la crisis)", indicó Dijsselbloem.

Según Dijsselbloem, España lleva reclamando desde hace algún tiempo un puesto con peso en Bruselas y "cree tener derecho a algo, pero no lo tiene". El presidente del Eurogrupo también se refirió a que el próximo año habrá elecciones en España y que las posibilidades de De Guindos de convertirse en su sucesor dependerá de si el gobernante Partido Popular (PP) gana los comicios, según ANP.

Dijsselbloem, por otra parte, eludió comentar sobre si podría convertirse en el próximo comisario holandés en la Comisión Europea (CE) que dirigirá Jean-Claude Juncker. "Ya tengo un puesto. Es más tengo de hecho dos", como ministro de Finanzas y presidente del Eurogrupo, señaló, al tiempo que no quiso revelar si pretende prolongar su mandato en ese foro cuando expire el 21 de julio de 2015, porque esa cuestión solo se planteará entonces.

Las posibilidades de que Dijsselbloem integre el colegio de comisarios bajo el mando de Juncker son relativamente pequeñas, dado que ambos "no son precisamente amigos", según fuentes conocedoras de su relación. Dijsselbloem describió a principios de este año a Juncker en un programa holandés de entrevistas humorísticas como "un fumador y bebedor inveterado", algo que ha sentado mal a su antecesor en el Eurogrupo.