Consejos para comprar con inteligencia en unas rebajas de verano sin fin
Arrancan las rebajas de verano - efe

Consejos para comprar con inteligencia en unas rebajas de verano sin fin

Los consumidores deberán adaptar sus hábitos de compra a la liberalización de horarios y ofertas

Actualizado:

No tienen principio ni final. Por primera cada comercio es libre de elegir cuando empiezan y cuando terminan las rebajas de verano. Así por ejemplo, Inditex dará el pistoletazo de salida al saldo durante esta semana, mientras establecimientos como Mango o H&M empezaron con ofertas y descuentos hace semanas.

El período legal de rebajas de verano transcurría tradicionalmente desde el 21 de junio y hasta el 21 de septiembre (o a partir del 1 de julio en otras comunidades) con una duración mínima de una semana y máxima de un mes. La mayoría de los comercios han optado por mantenerlas en la franja de tiempo habitual para no confundir a los consumidores.

En la opinión de Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU, la liberalización de horarios es «muy positiva» para los consumidores, establecimientos y para la economía en general. «Unos horarios más amplios facilitan al comprador realizar las compras en días u horarios no laborables», valora la experta en consumo.

El posible peligro es que al ser más largo el periodo de rebajas es sencillo que el consumidor termine gastando más de lo que debería. Sin embargo a juicio de Izverniceanu esto no tendría porque ocurrir: «Al tener horarios más amplios se hacen compras más reflexivas y por tanto más inteligentes».

Los expertos de la OCU han preparado un listado de consejos imprescindibles para este periodo:

1- Piensa de antemano lo que necesitas: hacer listas es una buena manera de evitar compras impulsivas.

2- Recuerda que las normas establecen que los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante, al menos, un mes y su calidad no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados.

3- Los objetos rebajados deben mostrar su precio original junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja.

4- En algunos establecimientos se establecen unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas (sobre la aceptación del pago con tarjeta, las devoluciones, etc.). Pueden hacerlo, están en su derecho, pero esas condiciones deben indicarse expresamente. En caso de duda, pregunta al responsable del establecimiento.

5-Conserva el tiquet o factura simplificada de las compras, pues los necesitarás para cualquier posible reclamación, cambio, etc.

6- El servicio postventa y la aplicación de la garantía son iguales, independientemente de que compres el producto durante las rebajas o fuera de ese periodo.

7- Si tienes algún problema durante las rebajas, lo mejor es actuar igual que en cualquier otro momento. En el periodo de rebajas se recortan los precios, pero nunca los derechos que tienes como consumidor: intenta llegar a un arreglo en el propio comercio. Si no consigues una solución amistosa, pide la hoja de reclamaciones (debe tenerlas cualquier establecimiento) y plasma en ella su queja. Al hacer valer sus derechos beneficia a los demás consumidores, pues hace que los comercios se esfuercen por mejorar la atención al cliente.

8- El consejo de la OCU es que, en lo posible, procures elegir establecimientos adheridos al sistema arbitral de consumo, que ofrecen más garantías al comprador (en caso de desacuerdo se prestarán a resolver sus diferencias con el cliente de una manera rápida y gratuita).