La inmobiliaria Bami, en concurso de acreedores con una deuda de 620 millones
Joaquín Rivero, presidente de Bami - ignacio gil

La inmobiliaria Bami, en concurso de acreedores con una deuda de 620 millones

La firma creada por Joaquin Rivero, ex presidente de Metrovacesa no ha conseguido un acuerdo con sus acreedores

Actualizado:

Bami, inmobiliaria que preside Joaquín Rivero, ha sido declarada en concurso voluntario de acreedores con una deuda financiera de 620 millones de euros. La compañía solicitó voluntariamente el concurso al no lograr alcanzar con su sindicato de bancos un acuerdo de financiación a largo plazo que le otorgase la estabilidad financiera necesaria para desarrollar su actividad. El sindicato está integrado por Hypotheken Bank, Natixis y Banco Popular.

El concurso de Bami Newco, firma patrimonialista constituida por Rivero en 2007 tras salir del capital de Metrovacesa, ha sido declarado por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, que además ha fijado una serie de medidas cautelares que «garanticen la actividad de la empresa». En la actualidad, la firma está controlada por la inmobiliaria francesa Gecina, con una participación del 49%, y por el grupo de Rivero, con otro 35%. Otros accionistas se reparten el 16% restante. Joaquín Rivero, a su vez accionista de referencia de Gecina con un 16% de su capital, está también en proceso de concurso de acreedores con Alteco, sociedad a través de la que participa en esta firma gala.

En el caso de Bami, según explicaron a Europa Press dichas fuentes, la compañía paga «puntualmente» desde su constitución los intereses de su deuda, de la que en el último ejercicio ha amortizado principal por unos 800.000 euros mensuales. Pese a ello, y a que la deuda vence en diciembre de 2015, la inmobiliaria considera fundamental para el desarrollo de una actividad patrimonial y para llevar a cabo sus proyectos una financiación estable y a largo plazo, «con la que actualmente no cuenta».

Edificios de oficinas en Madrid

En la actualidad, Bami cuenta con una cartera de edificios de oficinas en explotación ubicados en el Norte de Madrid que suman 127.500 metros cuadrados. Los inmuebles presentan un porcentaje medio de ocupación del 90% con «contratos a largo plazo» con clientes «de la máxima solvencia», entre los que figuran empresas del Ibex 35. Además, la compañía tiene actualmente pendiente la construcción de dos edificios del complejo empresarial de oficinas «Adequa», que presentan 27.000 metros cuadrados más, según dichas fuentes. Bami cerró 2012 con una pérdida de 15 millones de euros, consecuencia del coste de cancelación de sus coberturas de derivados y de la pérdida de valor registrada por los edificios que aún no se han puesto en explotación.

No obstante, su última junta de accionistas aprobó una reducción de capital social de 9,5 millones de euros con el fin de reequilibrar su estructura de fondos propios. A pesar de la solicitud de concurso, la compañía considera que cuenta con un «prometedor futuro» y que su objetivo es mantener su estructura operativa y continuar prestando servicio de calidad a los inquilinos de sus edificios.