La apuesta por la flexibilidad en algunos sectores ha sido clave para frenar la destrucción de empleo
La apuesta por la flexibilidad en algunos sectores ha sido clave para frenar la destrucción de empleo - rober solsona

El 27% de las grandes empresas apostaron en 2012 por la flexibilidad en lugar del despido

El sistema de remuneración y cuantía salarial, que aplicaron el 68,2% de las empresas, y las modificaciones en la jornada laboral, el 40%, principales medidas

Actualizado:

Las grandes empresas españolas parecen cada vez más dispuestas a buscar un «plan b» a las reducciones de plantilla cuando la crisis aprieta. El 27,1% de las firmas de más de 250 trabajadores adoptaron en 2012 algún tipo de medida de flexibilidad interna no colectiva como alternativa al despido, según los resultados de una encuesta incluida en la Encuesta de Coyuntura Laboral (ECL) del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En conjunto han aplicado este tipo de medidas empresas que emplean al 17,7% de los trabajadores dentro del marco de la encuesta, basada en una muestra de 12.700 empresas, excluyendo al sector agrario y administración pública.

Entre las medidas de flexibilidad interna no colectiva que han adoptado las empresas, las más habituales son las relacionadas con el sistema de remuneración y cuantía salarial, que han aplicado el 68,2% de las empresas; le siguen las modificaciones en la jornada laboral, que aplicaron el 40%, y las relacionadas con la formación, que fueron adaptadas por el 27,7%, y las relativas al sistema de trabajo y rendimiento supusieron un 15,2%. En cuanto a otras modificaciones en las condiciones de trabajo, destacan las que afectan a mejoras voluntarias en la acción protectora de la Seguridad Social o que han modificado medidas para favorecer la conciliación entre vida laboral y familiar (17,3%).

Construcción, el sector más afectado

Por sectores, las medidas de remuneración salarial y movilidad geográfica fueron aplicadas con mayor frecuencia en la construcción (87,1% y 12,6%, respectivamente), mientras que en la industria destacaron las medidas sobre jornada laboral (44,6%), en el sistema de trabajo y rendimiento (17%), y en movilidad funcional (9,6%). En el sector servicios, aparte de la remuneración salarial (67%) y la jornada de trabajo (40,3%), las medidas sobre formación fueron adoptadas en un 29%.

De las empresas que no han adoptado medidas de flexibilidad interna no colectiva, según el motivo para no haberlo hecho, se destaca el no necesitarlo (90,9%). Un 3,9% prefieren efectuar un ajuste de plantilla, un 2,1% indican que tomarán medidas en 2013, y sólo el 1,5% no han adoptado medidas algunas por desconocer las posibilidades legales. La ECL recoge que las medidas de flexibilidad se han adoptado en la mayoría de los casos, el 55,1%, por acuerdo de la empresa con los trabajadores afectados o sus representantes legales. En el 25,8% de las empresas, las medidas fueron tomadas unilateralmente, en el 3% por mediación o arbitraje y en el 1,4% de las empresas requirió la negociación de un nuevo convenio o la modificación del existente.

70.000 empresas

Esta encuesta completa la información disponible hasta ahora, que sólo estaba referida a las medidas colectivas (suspensiones y reducciones de jornada) e inaplicaciones de convenios. Si se tiene en cuenta el global de las medidas adoptadas, se concluye que más de 70.000 empresas han aplicado medidas de flexibilidad interna durante 2012: más de 60.000 han aplicado medidas de flexibilidad no colectivas y 25.000 aplicaron medidas colectivas (15.000 empresas aplicaron los dos tipos de medidas y se restan del cómputo global). Tomadas ambas medidas en conjunto, más del 30% de las empresas de más de 250 trabajadores aplicaron medidas de flexibilidad interna. Entre las empresas medianas, el uso se sitúa en torno al 20%, y en el 5% en el caso de las microempresas, de menos de 10 trabajadores. De esta forma, el 30% de los trabajadores españoles está en empresas que han aplicado algún tipo de medida de ajuste.