Wall Street se desploma por la noticia de un falso atentado sobre Obama

Wall Street se desploma por la noticia de un falso atentado sobre Obama

Un tuit en la cuenta de Asociated Press sobre un supuesto ataque a la Casa Blanca provocó una caída de casi 150 puntos en la Bolsa de Nueva York en apenas unos segundos

Actualizado:

Ha sido una falsa alarma, pero su efecto ha resultado real y fulminante. Un «tuit» en la cuenta pirateada de la agencia Associated Press, que anunciaba que el presidente estadounidense, Barack Obama, había resultado herido tras una doble explosión en la Casa Blanca, ha provocado el desplome momentáneo de Wall Street. «Alerta: dos explosiones en la Casa Blanca y Barack Obama está herido», se pudo leer en la cuenta oficial de la agencia en Twitter unos minutos después de la una del mediodía, las siete de de la tarde en España.

Como si de una versión renovada -y vía redes sociales- de la adaptación radiofónica de Orson Welles de «La guerra de los mundos» se tratara, el miedo se ha apoderado de los mercados y Wall Street se ha desplomado más de 140 puntos en cuestión de segundos. La caída libre no ha llegado a los dos minutos, lo que ha tardado la agencia de noticias, con más de dos millones de seguidores en Twitter, en confimar el sabotaje de su cuenta. Antes del supuesto ataque a la Casa Blanca, el selectivo avanzaba alrededor del 1%, pero en un abrir y cerrar de ojos el índice ha cedido más de 100 puntos, al caer de 14.697,15 a 14.548,58 puntos.

La onda expansiva provocada por el presunto ataque también se ha extendido a otros índices, como el S&P 500 y el Nasdaq, y ha depreciddo instantáneamente el valor del dólar frente al yen. El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha tenido que desmentir la noticia para aplacar un nerviosismo que apuntaba a hecatombe. «Puedo decir que el presidente está bien, acabo de estar con él», ha afirmado Carney ante un nutrido grupo de periodistas.

El tuit, producto de un sabotaje en la cuenta de AP, que provocó el pánico bursátil
El tuit, producto de un sabotaje en la cuenta de AP, que provocó el pánico bursátil

Despejadas las dudas, la situación ha vuelto a la normalidad, pero el aviso sirvió para demostrar que el pánico se propaga a velocidades de vértigo en los parqués bursátiles. Ahora sólo cabe esperar que la realidad nunca supere a la imaginación (de los piratas informáticos).