Taro Daniel
Taro Daniel - EFE

US OpenTaro Daniel, el «valenciano» de raíces japonesas

Nació en Nueva York, desarrolló su tenis en Valencia, donde vive, pero juega con bandera japonesa. Es el 121 del mundo y el siguiente escollo de Rafa Nadal

Actualizado:

Es un amalgama de culturas e idiomas. Nació en 1993 en Nueva York por casualidad y se crio en Japón. Pero crece tenísticamente y vive en Valencia. Es Taro Daniel. El próximo rival de Rafa Nadal en el US Open.

De potente derecha e imponente altura (191 centímetros), el japonés tiene raíces estadounidenses por parte de padre, pero genes tenísticos españoles porque es José Altur el que lo guía desde los 14 años. Fue su padre quien halló la escuela David Ferrer, y abrazó enseguida la opción de jugar con efecto y desde el fondo. Es el número 121 de la ATP y esta es su primera incursión en la segunda ronda del US Open. La anterior ocasión que tuvo de jugar en una de «sus casas» fue en 2014, pero no superó la primera ronda. Fiel a la cultura del tenis español, sus mejores registros en un Grand Slam los logró en Roland Garros, al alcanzar el segundo partido tanto en 2016 como en este curso.

Ha tenido siempre el apoyo familiar para desarrollar su carrera, aunque con 21 años jugó su primera Copa Davis y empezó a ser conocido en su país, a la sombra, por el momento, de Kei Nishikori. Le llegaron los patrocinadores y fue determinante para elegir jugar con Japón y no por Estados Unidos, aunque viaja bastante porque su familia más cercana está allí, en Santa Cruz, donde disfruta de las actividades en la naturaleza.

En este US Open quiere suplir al lesionado Nishikori como mejor tenista japonés, aunque también está Yuichi Sugita, en su mismo lado del cuadro -se enfrenta a Leonardo Mayer-, en un despertar de este deporte en el país asiático en el que espera brillar en los Juegos que acogerá en 2020. Daniel ya tuvo su primera experiencia olímpica en Río 2016, donde venció a Jack Sock y a Kyle Edmund antes de caer contra Juan Martín del Potro en octavos.

Nunca se ha enfrentado a Rafa Nadal, a quien ha seguido desde siempre porque es referencia mundial y más en España. Pero ayer demostró tener no solo tenis sino también cabeza para superar una dura prueba en el estreno contra el estadounidense Tommy Paul. Una batalla a cinco sets que se llevó el japonés tras casi tres horas (6-1, 4-6, 4-6, 6-2 y 6-2).