Real Madrid

Bale brilla desde la media punta hacia el remate

Lopetegui varía los movimientos del galés para que penetre desde la derecha hacia el interior y saque provecho a su disparo

Actualizado:

Los ensayos tácticos que ejecuta Lopetegui demuestran las enormes posibilidades que presentan estos futbolistas. Bale ya no es solo un extremo que actúa por la derecha. El entrenador necesita que todos sus puntas busquen el gol y el galés partió desde esa banda para penetrar hacia el interior y soltar su trallazo.

Bale está contento y se nota en su fútbol; se siente titular, con la confianza de Lopetegui y del club, ya ha olvidado la suplencia sufrida con Zidane y ese salto adelante le hace jugar mejor, con mentalidad positiva

El británico, enfocado por el madridismo para tomar el mando mediático que deja Cristiano, marcó el primer tanto madridista en un espléndido disparo desde el borde del área, ajustado a un poste. Ejercitó el tiro en varias ocasiones más. Así será su fútbol con el entrenador guipuzcoano, más rematador que extremo. Hay que aprovechar su virtud principal.

Junto a Marco Asensio, Bale se integra por otras zonas ajenas al extremo derecha y ambos vuelven locos a los defensas, porque no tienen posiciones definidas, actúan entre líneas; es el secreto de Lopetegui y de su nuevo ataque

Bale y Asensio deben tomar el testigo de Ronaldo para rematar goles, junto a Benzema, y esa asunción de roles, de responsabilidad, se nota en el césped. Antes, Cristiano llevaba el poder y todos los demás se escudaban en el portugués. Ahora, el máximo goleador histórico del club no está y otros hombres tienen que adquirir el liderazgo. Bale lo hace desde la veteranía. Asensio, desde la proyección de la juventud.

El número once está contento en el Real Madrid. Ha recuperado la titularidad perdida con Zidane y se siente importante. Esa confianza se nota en su juego. Está motivado, cree en sí mismo y en sus posibilidades porque observa que Lopetegui y la entidad confían en él. Su despliegue en el campo ofrece esa seguridad personal, interna, propia. Penetra por la derecha, se escora hacia el interior y dispara. Su gol a la Juventus lo marcó desde el centro del borde del área, incluso decantado hacia la zona izquierda. Ya no es un exterior puro.

Junto a Asensio, Bale se integra por otras zonas y ambos vuelven locos a las defensas, porque no tienen posiciones definidas. Ese es el secreto de Lopetegui y de su nuevo ataque , con Vinicius y Lucas como extremos natos.