Valverde atiende a la prensa antes del entrenamiento de este sábado - EFE
Fútbol

Valverde se plantea fichar a un delantero

«Con la salida de Munir tenemos un espacio, hay que valorarlo y si no, tendremos que tirar del Barça B», reconoce el técnico

BarcelonaActualizado:

No lo dudó ni un momento cuando le preguntaron si tenía previsto fichar un delantero. Ernesto Valverde reconoció que el equipo estaba cojo en esta posición tras el traspaso de Munir, que se ha ido al Sevilla a cambio de un millón de euros. El ariete quedaba libre el 30 de junio y ante la posibilidad de que se fuera con la carta de libertad y sin dejar ningún rédito a la entidad catalana, desde el club se le instó al técnico para que no le convocara más. Ante la posibilidad de quedarse medio año más en blanco, Munir forzó su salida rumbo a la capital andaluza. Con Luis Suárez pendiente de su rodilla, el Barcelona no tiene a ningún '9' puro, si bien es cierto que son varios los jugadores que sin ser especialistas pueden jugar en punta de ataque. «¿Fichar un delantero ahora? Tenemos que valorarlo. Está claro que con la salida de Munir tenemos un espacio, también con la lesión de Rafinha, que le podíamos utilizar de medio campo hacia delante. Esa baja la cubrimos con Aleñá, pero Aleñá es mas centrocampista. El mercado está abierto a ver si podemos incorporar algún jugador. Hay que tener también en cuenta los condicionantes económicos. Si no, tendremos que tirar de un jugador del B. Tenemos a Abel lesionado. Sólo tenemos a Mújica, que además mañana no puede jugar», explicó Valverde.

Una vez reconocida la intención de acudir al mercado invernal se debía descubrir cuál era el perfil que se buscaba, aunque el técnico no dio excesivas pistas. «No lo sé. Cuando puede llegar un jugador valoras que se pueda adaptar rápido. Si se produce una incorporación, como fue la de Murillo, lo primero que piensas es que no tenga un proceso de adaptación», explicó. Hay que recordar que tras la lesión de Umtiti y Vermaelen también reclamó un central que conociera la Liga y tuviera experiencia. Le trajeron a Murillo, que debutó el pasado jueves ante el Levante. Aunque no juega en el campeonato nacional, Morata conoce muy bien las Liga, por lo que se le preguntó si le interesaba: « Digo lo mismo que con Neymar. Es un gran jugador al que respetamos mucho y que juega en otro equipo». También tuvo que responder una nueva pregunta sobre Coutinho, al que se le cuestiona el rendimiento: «A lo largo de la temporada hay días en los que estás más afortunado que en otros. Coutinho ha tenido grandes partidos y esperamos que los siga teniendo. Debe mejorar como todos. Yo prefiero fijarme en las cosas buenas que hace, igual que lo hacía antes con Dembélé, Arturo Vidal y otros. El otro día fue un partido difícil en el que perdimos, pero debe servir para mejorar. Coutinho puede jugar junto a Dembélé. Busco un equilibrio a la hora de atacar y defender. Este año hubo partidos en los que han jugado los dos como sucedió ante el Inter o PSV, partidos importantes».

Finalmente, aunque en menor medida, también se le preguntó por el próximo rival, el Eibar. «Tiene una identidad muy clara marcada por Mendilibar. Y es algo que le funciona de maravilla. Otros equipos no juegan con ese convencimiento. Vendrán a apretarnos arriba y que no podamos superar su presión. Nos querrán llevar a su terreno. Buscarán que golpeemos en largo para superar la presión y evitar sus robos. El Eibar es el equipo que más balones roba en campo contrario. Tenemos que ser conscientes de este aspecto y superar esa primera presión», explicó sobre el partido de mañana. Y se refirió a Cucurella, que fue el lateral descartado este verano y que se ha aposentado en el Eibar: «Está haciendo una buena temporada y es una gran noticia para él, que se lo merece, para el Eibar y para nosotros. Es futbolista de nuestra cantera y que está funcionando. Ahora se está asentando como interior y está haciendo grandes partidos, pero está jugando en una posición que tenemos cubierta. También hay que tener en cuenta que dar el paso en un equipo de Primera de la mano de Mendilibar es importante. Es exigente y aprieta. Cucurella es de la cantera del Barça y podría volver, claro».