Los jugadores del Chelsea levantan el trofeo de la Champions League en Múnich
Los jugadores del Chelsea levantan el trofeo de la Champions League en Múnich - REUTERS
Patrocinado por:Santander

Final Champions League 2018El último equipo inglés que ganó la Champions

El Chelsea consiguió el trofeo europeo en el año 2012 frente al Bayern de Múnich en el Allianz Arena

Sigue en directo la final de la Champions League: Real Madrid - Liverpool

Actualizado:

Desde hace cinco años que los españoles dominan el fútbol de Europa. Real Madrid y FC Barcelona se han encargado de que en ese periodo la Liga de Campeones esté teñida de rojo y amarillo. En la final de la Champions League2018 el equipo blanco tendrá enfrente a un rival procedente de las islas británicas, el Liverpool.

Los ingleses tienen así una nueva oportunidad de conseguir el máximo trofeo europeo para su país. La última vez que la «orejona» puso rumbo a Inglaterra fue hace seis años y gracias a un equipo de la capital, el Chelsea.

Desde que Roman Abramovich adquiriese el club londinense en el año 2003 por 140 millones de libras, su principal objetivo fue conseguir la primera Champions de las vitrinas azules. Para ello, el magnate ruso desembolsó ingentes cantidades de dinero para fichar a los mejores futbolistas del mundo. Pero ese deseo no llegó hasta nueve años después de su desembarco de su lujoso yate en el puerto de Londres.

Que el combinado de la capital de Inglaterra se alzase como campeón europeo en la temporada 2011-2012 fue toda una sorpresa. La formación «blue» cambió de técnico a mitad de temporada por los malos resultados cosechados por André Villas-Boas en la Premier League. El portugués fue destituido y su lugar lo ocupó el segundo entrenador, Roberto Di Matteo, que jugó en la formación británica durante seis años.

A las órdenes del italiano, los hombres de Stamford Bridge se plantaron en las semifinales de la Champions contra el Barcelona. Los de Reino Unido consiguieron una inesperada victoria en su campo por un gol a cero, en un encuentro en el que los culés mantuvieron la posesión del balón, pero los londinenses aprovecharon la única ocasión de la que dispusieron para anotar e irse a la Ciudad Condal con ventaja en la eliminatoria.

En la vuelta se consagró la derrota de los culés gracias a un empate a dos en el que Fernando Torres, que militaba en el Chelsea, marcó el gol de la igualada en el último suspiro del encuentro y firmaba el pase de su equipo a la final de Múnich.

Héroe Drogba

El escenario de la final no podía ser mejor. El Bayern de Múnich disputaba en su propio estadio un título que llevaba sin ganar 12 años. Enfrente, tenía a un rival que parecía «asequible» por el nivel de juego que venía demostrando en los anteriores choques.

Los bávaros agrandaban sus esperanzas de ganar su quinta Champions en su propio estadio con un gol de Thomas Muller en el minuto 83. No obstante, al poco tiempo resurgió la figura de Didier Drogba, que enganchó un potente cabezazo después de un saque de esquina en el 85 y que subía el empate al marcador.

Las tablas se mantuvieron hasta el pitido final, por lo que el partido se fue a una prórroga transitoria para la posterior fatídica tanda de penaltis. En ella, los errores desde los once metros de Ivica Olic y Bastian Schweinsteiger y el gol marcado por el héroe Drogba propiciaron que los hombres de Abramovich se llevasen la primera Liga de Campeones a la sala de trofeos de Stamford Bridge, la que también fue la última Champions bañada con los colores de la bandera de San Jorge.