Deportivo y Las Palmas coinciden en este curso en Segunda división
Deportivo y Las Palmas coinciden en este curso en Segunda división - ABC

Segunda divisiónUna Segunda división de Primera

Diez de los 22 clubes de la categoría de plata figuran entre los 25 mejores del ránking histórico de la Liga

Actualizado:

«La Segunda división es muy competitiva, pero hay que ser optimista porque en los partidos somos once jugadores contra once más allá de que unos cobren más o tengan mejores contratos. Todos tenemos dos brazos y dos piernas y dentro de la cancha pueden suceder cosas, como ocurrió el año pasado con el Huesca». La reflexión del venezolano Alexander González durante su presentación como defensa del Elche verbaliza la sensación que reina entre los futbolistas, entrenadores y seguidores de los equipos de la categoría de plata del fútbol español. Hace solo unos meses, el nuevo fichaje ilicitano celebró el primer ascenso del club oscense a la élite, pero él repite este curso en los campos de Segunda división, una de las ligas más atractivas y duras de Europa por equilibrio. La temporada que comenzó ayer viernes resultará previsiblemente aún más igualada y exigente porque coinciden diez de los 25 clubes que encabezan el ránking histórico de la Liga. El dato asusta a más de un aficionado. Subir se presenta más caro que nunca.

En 2013, los altavoces de La Rosaleda saludaban la participación del Málaga en la Champions, música celestial que retumbaba solo una década antes en Riazor cuando el Deportivo asomaba por Europa. Dos equipos ahora alejados de aquellos días de luces porque la temporada pasada no pudieron evitar el descenso a Segunda división, uno de los pozos más complicados de abandonar de todo el fútbol europeo. Varios de los conjuntos que más puntos acumulan en el ránking histórico de la Liga, como Sporting, Zaragoza, Oviedo, Osasuna, Mallorca o Las Palmas, son ahora rivales de andaluces y gallegos en una nueva carrera por el ascenso. «Es cierto que, debido a las formaciones que participan, será una de las ligas de Segunda división más apasionantes de los últimos años. Sin embargo, una competición profesional como ésta siempre es difícil ya que está reservada a un selecto número de equipos y no es fácil ser uno de esos 22», explica Juan Sabas a ABC. El técnico madrileño es el dueño del banquillo del Extremadura UD, al que sacó en junio de Segunda división B y uno de los cinco conjuntos de plata que nunca han pasado por la élite, aunque Almendralejo ya conoció la fiebre de Primera con el desaparecido CF Extremadura. El Carlos Tartiere de Oviedo será este sábado la primera visita para Sabas y sus jugadores.

Equilibrio de presupuestos

La Segunda división es otro mundo. La historia luce en las hemerotecas, en el césped no cuenta. El equilibrio es mayor en los contratos de los futbolistas y entre los presupuestos de los clubes la brecha no es abismal como en Primera. Por eso, el factor sorpresa existe y aumenta cada año el picante del campeonato. El pasado curso, el Huesca sorprendió y acabó líder. En 2014, Éibar, una población con apenas 17.000 habitantes, se frotó los ojos al ver subir a su equipo a la máxima categoría. Sabas lo tiene claro al hablar de favoritos. «Los descendidos de la Primera división, por presupuesto, por plantilla y por masa social son candidatos a subir, aunque como siempre también habrá alguna que otra sorpresa, algún equipo revelación que nos irá deparando la propia competición».

La Liga 2018-19 en Segunda división será la primera sin presencia de equipos filiales desde la campaña 2002-03, un dato que aumenta la igualdad y la competitividad. «Será una de las más apasionantes de los últimos años, con muchos equipos históricos y sin filiales por primera vez en más de una década», insiste Sabas, un técnico que tiene marcado un objetivo muy claro para esta campaña: la permanencia.

Que la Liga en Segunda división sea de 22 clubes, dos más que en Primera, y que una de las tres plazas de ascenso se decida en un agónico playoff aumenta su dificultad. El pasado año, el Real Valladolid, que acabó sexto en el campeonato regular, sorprendió en unas eliminatorias que hicieron saltar los pronósticos. «Resulta complicado ser regular a lo largo de una temporada tan exigente y tan extensa. A lo largo de los sucesivos meses hay diferentes picos de forma y factores que no puedes controlar, como son lesiones o sanciones, y que tienen incidencia. Además, que un equipo suba vía playoff lo hace aún más duro».

Como ocurre en Primera la presencia de jugadores extranjeros es amplia en la categoría de plata y, aunque el mercado continuará abierto hasta el 31 de agosto, el Osasuna es el único equipo que no tiene foráneos en su plantilla.