El Bayern golea y pone fin a la buena racha del Leverkusen
Franck Ribery trata de controlar un balón ante Hanno Balitsch - AFP
bundesliga

El Bayern golea y pone fin a la buena racha del Leverkusen

Por su parte, el Schalke empató con el Werder Bremen tras certificar su pase a las semifinales de la Liga de Campeones

abc
madrid Actualizado:

El Bayern Múnich goleó hoy por 5-1, con con tres tantos de Mario Gómez, al Bayer Leverkusen, que llevaba cinco victorias consecutivas, y ascendió al tercer puesto de la clasificación que abre las puertas de la fase previa de la Liga de Campeones. Tras esta debacle, se complicó el sueño del Leverkusen de disputarle el título al Borussia Dortmund. En el partido de hoy se vio lo contrario de lo que muchos esperaban.

Un Bayern contra la pared, que lucha por el tercer lugar como quien lucha para evitar el descenso, porque para el equipo bávaro quedarse por fuera de la Liga de Campeones es como descender, no mostró en modo alguno síntomas de inseguridad, sino una gran pegada desde el comienzo del partido.

La ausencia del sancionado Arjen Robben se notó poco y todo el equipo pareció tener más fuerza tras la destitución de Louis Van Gaal. La diferencia del Bayern, con Andries Jonker, respecto al de Van Gaal fue, ante todo, que tuvo mayor seguridad defensiva, más profundidad y contundencia.

El equipo bávaro abrió el marcador en el minuto 7, con un autogol de Simon Rolfes, que desvió hacia su propia portería un centro del francés Franck Ribery. Luego, Gómez marcó en los minutos 28, 44 y 45 y su equipo se fue al vestuario en el descanso con el partido resuelto.

En el segundo tiempo, de forma comprensible, el Bayern bajó el ritmo y eso permitió una leve reacción del Leverkusen. Eren Derdiyok acortó distancias en el minuto 62, pero Franck Ribery marcó el quinto del Bayern en el 75.

En la jornada del sábado, Schalke de los españoles Raúl y Jurado - tras su sorprendente y clara clasificación a la semifinal de la Liga de Campeones a costa del Inter- volvió a la rutina del torneo doméstico con un empate (1-1) ante el Werder Bremen en un partido en el que durante el primer tiempo pareció jugar con el freno de mano puesto.

El Schalke salió al campo con muchos cambios con respecto al último partido de la Liga de Campeones contra el Inter. Un pase de pecho de Raúl fue el detalle más hermoso del partido. Danilo Avelar, en su debut en el primer equipo, reemplazó a Hans Sarpei como lateral izquierdo, Jefferson Farfán -que no jugó contra el Inter por lesión- y Julian Draxler salieron como titulares en la parte ofensiva del medio campo en lugar de Alexander Baumjohann y José Manuel Jurado y el griego Angelo Charisteas fue el compañero de ataque de Raúl en lugar de Edú.

El entrenador Ralf Rangnick explicó la rotación diciendo que, por una parte, quería darle a algunos jugadores tiempo para regenerarse para evitar lesiones en esta parte de la temporada y, por otro lado, quería darle la ocasión de mostrarse a algunos hombres -no los mencionó pero es claro que hablaba de Avelar y Charisteas- que han estado hasta ahora en su segundo plano.