Fútbol

Los jugadores de la Roma, furiosos contra el Ayuntamiento por los baches de la ciudad

Los agujeros en el asfalto en las cercanías de Trigoria, su centro de entrenamiento, han destrozado varias llantas y neumáticos de los lujosos coches de los futbolistas

«Las calles de Roma se parecen a las de Sarajevo después de los bombardeos», denuncia el delantero bosnio Dzeko

Ángel Gómez Fuentes
RomaActualizado:

«Raggi incapaz, Roma muere». Este era el comentario editorial con el que el director del periódico «Il Messaggero» analizaba el desastre de la gestión de la alcaldesa de la capital italiana al cumplirse los tres años de su mandato. El diario ha dedicado numerosas páginas para describir las siete plagas que padecen los ciudadanos de la ciudad eterna: pésimo transporte público, basura por doquier, barrios enteros abandonados, sociedades municipales como ATAC (transporte) con déficit increíble al borde de la bancarrota, insoportable burocracia, muy altos impuestos y calles llenas de baches o socavones. Este desastre de Roma lo tocan con la mano todos los ciudadanos cada día, que consideran insostenible la situación.

El calvario le ha tocado también sufrirlo a los jugadores de la Roma, que no solo deben driblar a los adversarios en el terreno de juego, sino también deben esquivar los baches de la vía Laurentina que les conduce a su centro de entrenamiento en Trigoria. Numerosos han sido los problemas ocasionados a los coches lujosos de los jugadores. La lista de las víctimas en la carrera de obstáculos para llegar a los entrenamientos es larga. Baste señalar que el central brasileño Juan Jesús ha visto destrozadas dos ruedas, al igual que Diego Peroti y Francesco Costa, mientras el delantero bosnio Dzeko un bache le dejó destrozada una llanta de su coche todo terreno, según informa el diario «Leggo». Los únicos que encuentran beneficio son los talleres de la zona, que a menudo ven llegar lujosos coches para cambiar los neumáticos y llantas o para reparar alguna que otra avería mecánica. No son obstáculos cualquiera los que se deben sortear para llegar a Trigoria: Son enormes los baches, algunos llegan hasta los 20 metros, y el asfaltado está levantado en muchos kilómetros. Se ha limitado la velocidad hasta los 30 kilómetros por hora, pero aún así en algunos tramos de carretera es peligroso y arriesgado conducir, sobre todo de noche.

Declaración explosiva de Dzeko

La situación llevó al delantero centro del Roma Edin Dzeko a ofrecer una declaración explosiva a «Roma TV»: «Roma es una ciudad maravillosa. Pero ciertamente, moverse en coche constituye un problema: Las calles se parecen a las de Sarajevo después de los bombardeos. Se ve que Roma es una ciudad en dificultad, en crisis. Es necesario invertir en las calles, no se pueden abandonar así». Dzeko hizo esta declaración hace ya dos años. Está claro que desde entonces la situación no solo no se ha solucionado, sino que ha empeorado. Son numerosos los accidentes, sobre todo de motociclistas, por el mal estado de las carreteras y calles de Roma. Varios han sido los muertos en los últimos años a causa de los baches. El ayuntamiento destina decenas de millones de euros al año para pagar indemnizaciones por esos accidentes.

Ante las continuas quejas de sus jugadores, la Roma ha denunciado el caso directamente al Ayuntamiento, solicitando ayuda. Parece que serán escuchados. A finales de octubre se ha programado intervenir sobre la manutención de la vía Laurentina. Los jugadores de la Roma, habituados al regate en el campo, confían en que, finalmente, desaparezcan de su camino hacia Trigioria los baches, enemigos más peligrosos y temibles que los adversarios que se encuentran en el estadio Olímpico.

Entrada a la ciudad deportiva de la Roma
Entrada a la ciudad deportiva de la Roma