Patrocinado por:Santander
Fútbol

El PSG se encomienda a Mbappé en la Champions

El joven delantero deberá comandar al conjunto galo contra el United ante las ausencias de Neymar y Cavani

Actualizado:

Ha llegado la hora de Kylian Mbappé. A pesar de que el Mundial de Rusia le consagrase como una de las estrellas del fútbol europeo, el delantero sabía de antemano que cuando volviese a vestir la camiseta del PSG tenía que vivir a la sombra de Neymar. Pero las tornas han cambiado. Ahora, su club le necesita más que nunca.

Las alarmas han cundido en la ciudad de las luces. A la sensible baja del astro brasileño se le ha unido la de Edinson Cavani. El delantero uruguayo se lesionó en la parte posterior del muslo derecho al anotar un tanto de penalti contra el Girondins de Burdeos. Tan malos fueron sus presagios que ni siquiera celebró el gol y se vio obligado al ser sustituido al descanso por Mbappé.

Los presagios no son buenos para el ariete sudamericano. Algo que ha corroborado de primera mano su entrenador, Thomas Tuchel. «No hay buenas noticias para Edi (Cavani) esta mañana. Le quedan exámenes por hacer en nuestro centro de entrenamiento, el club se pronunciará un poco más tarde, pero en mi opinión las noticias no van a ser muy buenas», ha asegurado el técnico alemán.

Un rival temible

A esta plaga de malas noticias para el PSG se le suma que tiene a la vuelta de la esquina uno de los partidos más importantes de la historia reciente del equipo. Al conjunto francés le espera el próximo martes la competición con la que sueña desde que Al-Khelaifi se pusiese al frente de la directiva. Y delante tendrán a un rival que ha recuperado su fama de temible en Europa.

El Manchester United llega a la Liga de Campeones a un ritmo imparable y totalmente lanzado. Diez victorias y un empate en los once partidos es el historial con el que se presenta el cuadro inglés en una competición que ha ganado en tres ocasiones. Unos números cosechados desde la llegada de Ole Gunnar Solskjaer como sustituto de José Mourinho en el banquillo de Old Trafford.

Las ausencias de Neymar y Cavani dejan a Mbappé como único baluarte ofensivo de la escuadra francesa para la Liga de Campeones. Toda la presión está sobre sus hombros, pero el joven de 20 años tiene ante sí la oportunidad de su vida para reivindicarse y volver a enamorar al mundo del fútbol, algo que ya hizo en el Mundial en el que su selección se proclamó campeona.