Antoine Griezmann
Antoine Griezmann - AFP
Atlético de Madrid

El «caso Griezmann» entra en la recta final

Se acaban las vacaciones del francés y el Barcelona trabaja para reunir los 120 millones de su cláusula cuanto antes

Actualizado:

Se acaba el tiempo. Hoy finalizan los 30 días legales de descanso de Antoine Griezmann, y si el Barcelona no abona los 120 millones de euros de su cláusula de rescisión de inmediato el jugador tendría que incorporarse este viernes a los entrenamientos con el Atlético de Madrid si el club lo requiere.

Después de la reunión de la semana pasada entre Óscar Grau, director ejecutivo del FC Barcelona, y Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid, el Barça tiene claro que no hay opción de pactar un traspaso por el jugador. La única opción del club azulgrana de hacerse con el francés es, por tanto, abonar el total de la cláusula de rescisión al contado, 120 millones de euros, y no a plazos como pretendía la entidad catalana.

Desde el 1 de julio este es el precio de Antoine Griezmann, una elevada cantidad que el Barcelona tendrá que depositar cuanto antes si quiere cerrar la llegada del atacante. Ahora es cuestión de horas porque el tiempo corre en contra del delantero francés, que este viernes tendría que incorporarse a los entrenamientos del Atlético de Madrid si la entidad azulgrana no abona antes el dinero de su cláusula.

Uno de los motivos esgrimidos por los abogados del todavía jugador del Atlético de Madrid que «permitían» a Griezmann saltarse las órdenes del club rojiblanco y no acudir hasta ahora a los entrenamientos, era su derecho a disfrutar de 30 días de vacaciones, como todos los futbolistas profesionales. Pero ese periodo llega a su fin. Es por eso por lo que el Barcelona está tratando de reunir el dinero y efectuar el pago antes del fin de semana para evitar así que el futbolista pueda tener conflictos legales con la entidad madrileña.

El francés, que está muy dolido por el comunicado que emitió el Atlético la semana pasada, no quiere más problemas con la que ha sido su casa durante las últimas cinco campañas y también espera que su salida se formalice cuanto antes. De hecho, ya ha regresado de sus vacaciones por Estados Unidos e Ibiza y aguarda en Madrid a que todo termine.

El pago de la cláusula puede efectuarse de lunes a viernes en la sede de la Liga de Fútbol Profesional, de manera que el Barcelona, para evitar problemas a su futuro jugador, tendría que depositar los 120 millones de euros antes del sábado, y el delantero galo podría incorporarse el domingo a la primera cita de la temporada de Ernesto Valverde con sus jugadores. De no ser así, el fichaje de Griezmann por el Barça tendría que esperar a la próxima semana.