Ona Carbonell
Ona Carbonell
Polideportivo

Ona Carbonell se sincroniza con tiburones

La nadadora protagoniza una campaña con el Acuario de Barcelona para proteger el mar

Actualizado:

Ona Carbonell, plata olímpica en Londres 2012 en dúo y reciente ganadora de Masterchef, protagoniza la felicitación navideña del Acuario de Barcelona con un mensaje en defensa del mar. La nadadora ha enviado su saludo en pleno baño con los tiburones y otras 80 especies del recinto marino barcelonés.

Sumergida en el Oceanario, ha desplegado una pancarta con sus mejores deseos para estas Fiestas y el mensaje: «Cuidar el agua es preservar la vida». «Para mí, el agua es un hábitat habitual porque permanezco mucho tiempo en ella, pero el poder disfrutar de la compañía de todos estos seres marinos es algo incomparable. Por eso, hemos de cuidar los océanos y el agua, son vida. Además, disfrutar de un agua saludable es fundamental para prevenir las enfermedades y un gesto tan cotidiano para nosotros como es abrir el grifo y beber o lavarnos las manos, para otras personas resulta todo un reto», ha comentado Carbonell.

La campaña continúa con una donación del Acuario a Intermón Oxfam, entidad elegida por Carbonell, para conseguir que un total de 62.000 niñas y niños en situación de emergencia tengan agua limpia para lavarse las manos y así evitar el contagio de enfermedades mortales.

En lo deportivo aseguró que quiere sumar más medallas mundiales a las veinte que ya posee y que, de cara al Mundial de Corea del Sur de 2019, se está preparando para poder competir en todas las pruebas. «Tengo veinte medallas mundiales y quiero más. Hay que darlo todo como siempre, eso requiere mucho esfuerzo y muchas horas de dedicación. La experiencia es un grado y me siento más preparada y más serena», señaló a los medios desde el Aquàrium de Barcelona.

«Estoy entrenando el solo, el dúo y el equipo. Estamos cambiando muchas coreografías para que el año olímpico tengamos ya la mitad hechas. Vamos muy adelantadas y eso nos da margen para trabajar la técnica y la sincronización y no tanto las coreografías», comentó.

Para la capitana, el objetivo en el Mundial es dar muy buena imagen para afrontar el año olímpico, con la cita de Tokio 2020 en el horizonte, desde el máximo nivel. «Es un gran punto de partida para Tokio. No será fácil porque estamos en casa de Japón, que son unas grandes rivales», auguró. «Creo que la selección está en muy buen momento. Es un equipo muy joven, con muchísimo talento. Dio una imagen muy buena en el Europeo de Glasgow. Las coreografías que estamos preparando tienen muy buena pinta. Se está volviendo a la tendencia de 2002-2004, cuando se formó un gran equipo que nos dio resultados durante muchos años», completó.