Atletismo

Bruno Hortelano ya usa la mano derecha para entrenarse

El atleta español desea probar los 400 metros y quiere estar en la última carrera de Usain Bolt en los Mundiales de Londres

Actualizado:

Durante el transcurso de la gala del atletismo español, Bruno Hortelano expresó su deseo de competir junto a Usain Bolt en la última carrera del jamaicano. «Los Mundiales de Londres son el gran objetivo del 2017. Quiero seguir creciendo. He tenido un obstáculo bastante fuerte (por su accidente de tráfico) pero quiero olvidarlo, trabajar para volver a darlo todo. Y me gustaría estar en la última carrera de Bolt».

El campeón de Europa de 200 metros aludía a la posible final de los Mundiales de Londres, que serán los últimos campeonatos para el astro jamaicano.

«El año 2016 ha sido el mejor año de mi vida deportiva. He podido compartir muchas alegrías con mi gente, especialmente en los Europeos de Amsterdam y en los Juegos de Río», pormenorizó.

«Ahora hay que mirar ya a Londres -apuntó- que es lo más importante este año. Mi recuperación va muy bien. Empiezo a usar la mano derecha en los entrenamientos y ya voy adquiriendo el ritmo normal de trabajo. Ahora hay que aumentar el volumen para recuperar por completo la normalidad».

Se le preguntó a Hortelano sobre su distancia preferida y dijo el español: «Me gusta el 100, el 200 y también el 400. ¿Por qué no el 400? Mi entrenador me ha dicho que en algún momento dado, correré las tres distancias».

Orlando Ortega, subcampeón olímpico de 110 metros vallas, calificó su temporada de «sensacional». La definió, también, como la mejor de su vida, pero advirtió: «Ahora pueden venir muchos años mejores, muchas emociones".

Sergio Fernández, que llegó a las semifinales olímpicas y batió el récord español más viejo, el de 400 metros vallas con una marca de 48.87 (el de José Alonso Valero -49.00- databa de 1987), habló de «año excepcional, con todos los objetivos cumplidos».

«Hice un sueño realidad: estar en unos Juegos. Siempre había visto a aquellos atletas olímpicos como si fueran de otra galaxia, y este año he estado ahí con ellos», observó.

«Este año el objetivo es el Mundial de Londres. Hay que ser realistas, pero ya no me conformo con menos de lo que he conseguido. En el atletismo español se ha producido un cambio. Antes los éxitos venían del medio fondo y el fondo, y ahora han resurgido otras pruebas como la velocidad, las vallas, los saltos o los lanzamientos», señaló.