Francine du Plessix Gray nace en Varsovia en 1930
Francine du Plessix Gray nace en Varsovia en 1930
LIBROS

Francine du Plessix Gray, una vida inspirada en hechos reales

«Ellos» es una biografía apasionante que recorre la compleja vida de Francine du Plessix Gray, y con ella, la Historia del siglo XX

Actualizado:

Francine du Plessix Gray es un nombre cuya sola pronunciación evoca un pasado rimbombante, que remite a la heroína de una historia de corte épico. Entre la realidad histórica y esa otra que de dramática suena a ficción de las buenas. Una historia inspirada en hechos reales, como en las grandes novelas de la tradición europea -a la francesa o a la rusa- o como en las grandes películas de esencia hollywoodiense. Porque Francine du Plessix Gray nació en Varsovia en 1930 y su vida abarca todo lo bueno y lo malo del siglo XX. Nace en el seno de una familia que se exilia tras la revolución bolchevique. Hija de Tatiana Yákovleva, quien fuera amante -su gran amor- del poeta de la revolución Maiakovski. Su padre, el diplomático y vizconde Bertrand du Plessix, con quien Tatiana se casa tras abandonar a Maiakovski, después de rechazar su petición de matrimonio una y mil veces en cartas apasionadas, porque hubiera implicado la vuelta a Rusia (la Unión Soviética, ya). Maiakovski se suicida y el vizconde muere cuando su avión cae abatido por los nazis.

Tatiana Yákovleva, doblemente «viuda», se vuelve a emparejar con Alexander Liberman, artista en ciernes e hijo de un poderoso comerciante judío que, tras desistir de la causa revolucionaria, se instala en Londres. Alexander adopta a Francine du Plessix Gray. Nueva huida de «la familia» de París a Nueva York, cuando los nazis ocupan la capital francesa. ¿Se han quedado sin aliento por la sucesión de hechos? Pues aquí no acaba esta película tan real como la Historia misma de la Europa de entreguerras y sus protagonistas de alta o baja alcurnia. Prosigamos.

Fiestas y arribismo

Tatiana Yákovleva, ya en Nueva York, se convierte en una diseñadora de sombreros de renombre y glamur. Busquen en Google fotos de sus trabajos y verán que coronaron la testa de grandes actrices y personajes de la época como Marlene Dietrich. Alexander Liberman, además de artista de buenas hechuras, fue el primer director creativo de la revista «Vogue» y, con el tiempo, uno de los gerifaltes de su editora, Condé Nast. Nos podemos imaginar el entorno en el que se mueven Tatiana y Alexander.

Hija de Tatiana Yákovleva, el gran amor del poeta de la revolución Maiakovski

Fiestas y arribismo. Arribismo y fiestas. Entre «Desayuno con diamantes» y «Los caballeros las prefieren rubias». Francine es una joven descolocada en toda esta foto de familia (observen la que aparece en la portada del libro «Ellos»): desatendida emocional y físicamente, de una extrema delgadez y, encima, pasados los años, se entera de que su verdadero padre estaba muerto.

Francine du Plessix Gray no es una pobre niña rica que vierte toda su vida, y la de su estirpe, en esta biografìa plagada de datos, detalles y escenas que se leen a la velocidad del rayo. Ella es una maravillosa escritora -por sus manos han pasado la vida de Simone Weil y del marqués de Sade- que se adiestró en el periodismo y en la crónica de moda (como no podía ser de otra forma), que colaboró con «The New Yorker» y «Art in America», que tiene una vida que contar y que la narra para saldar cuentas con el pasado, con su madre y con todos los acontecimientos que se le han puesto por delante: el siglo XX en avalancha.