El estadounidense se disfrazó de gorila, se metió en una caja, y esperó a que su amigo la abriese
El estadounidense se disfrazó de gorila, se metió en una caja, y esperó a que su amigo la abriese - NASA

Twitter«¡Un gorila extraterrestre!»: La broma pesada que han dado a un astronauta en la Estación Espacial Internacional

Scott Kelly ha celebrado su estancia en la ISS con una broma que uno de sus compañeros no olvidará jamás

MadridActualizado:

Son lo suficientemente valientes como para ascender hasta al espacio y arriesgar su vida dentro de un cohete pero, según parece, los astronautas no son inmunes al miedo. Si todavía eres de los que cree que los hombres y mujeres que viajan a las estrellas son un témpano de hielo, no tienes más que ver el último vídeo subido a Twitter por el estadounidense Scott Kelly, actualmente en la Estación Espacial Internacional (ISS), para que se te caiga un mito. Y es que, en los pocos segundos que dura la grabación, se puede ver como este norteamericano da un susto increíble a uno de sus compañeros apareciendo de dentro de una caja presuntamente vacía... vestido de gorila.

El corto fue subido a Twitter por el propio Kelly hace menos de 15 horas. Sin embargo, y a pesar del escaso tiempo que lleva en la Red, ya ha logrado atesorar casi 3.000 «retuits». No es para menos, pues la broma está bastante trabajada si se tiene en cuenta que ha sido realizada en pleno espacio. Con ella, este astronauta ha querido celebrar de una forma graciosa el extenso tiempo que lleva en la Estación Espacial Internacional. Un período que comenzó hace unos 340 días cuando despegaron rumbo a su nuevo hogar. Desde entonces, tanto Kelly como el ruso Mikhail Kornienko se han convertido en los seres humanos que más tiempo han pasado en órbita.

En ese tiempo, Kelly ha participado en cientos de experimentos mediante los que los la NASA pretendía estudiar la evolución que ha sufrido su cuerpo por pasar tanto tiempo en órbita. Algo pionero hasta ahora y que promete ofrecer una suma interesante de datos cuando el estado físico de este estadounidense sea comparado con el de su hermano gemelo Mark. «Una pregunta habitual es: ¿las enfermedades o los comportamientos se deben a nuestra naturaleza, a los genes, o se adquieren por el entorno en el que crecemos o las actividades que realizamos?. Con Scott y Mark Kelly podemos estudiar a dos personas con la misma genética en condiciones muy diferentes», explicaba hace un año Craig Kundrot, uno de los científicos que lideran el Programa de Investigación Humana de la NASA.

Una broma viral en Twitter

Pero vayamos a la broma. En el vídeo subido a Twitter se puede ver cómo el astronauta británico Tim Peake se dispone a abrir una enorme caja blanca. Un fardo llevado hasta la plataforma orbital por una nave de suministros. Todo parece normal. Un monótono día a unos 400 kilómetros de la Tierra. Sin embargo, repentinamente sale de ella un gigantesco gorila realizando sonidos guturales. Este no es otro que Kelly disfrazado. Lo cierto es que el traje no deja lugar a dudas de que en él hay un humano, pero eso no impidió que el inglés se diese un buen susto.

A los pocos segundos, Peake trata de escapar y sale flotando del lugar perseguido por el gorila. Todavía sin darse cuenta de qué sucede exactamente. No obstante, tras un par de carreras levitando dentro de la estación, todo acaba en un gracioso saludo. «Se necesita un poco de humor para hacer más brillante todavía un año en el espacio», explica en su cuenta de Twitter Kelly. Esperemos que sus compañeros no hayan tenido que aguantar un año entero con este tipo de gracietas.