Una pareja de Hyloes Japi durante el cortejo
Una pareja de Hyloes Japi durante el cortejo - De Sá et al

Las ranas que se hacen señas y se tocan para comunicarse

Científicos descubren el complejo lenguaje de una especie endémica de Brasil

MADRIDActualizado:

Una especie de rana de torrente originaria de Brasil ha impresionando a los científicos por su sofisticada forma de comunicarse. Estos pequeños anfibios son capaces de utilizar una amplia variedad de señales visuales, sacos vocales, chillidos y saludos con las patas, según una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad Estatal Paulista en Brasil y que publica la revista de acceso abierto PLoS ONE. Todo un repertorio para llamar la atención.

Los investigadores observaron a casi 70 individuos, machos y hembras, de la especie endémica Hylodes Japi, durante un período de 15 meses en la reserva ecológica de Serra do Japi. Es sabido que la comunicación juega un papel importante entre las ranas para reconocer a sus rivales o potenciales compañeros, por ejemplo. Pero en el caso de la Hylodes Japi, croar es poca cosa.

Esta rana, que habita en rápidos arroyos, desarrolla un complejo repertorio de exhibiciones acústicas y visuales. Durante el cortejo, los autores observaron cómo los machos hacen señales con los dedos de los pies, los pies, las manos, las patas, los brazos, los sacos vocales, la cabeza y el cuerpo, mientras que las hembras se hacen notar con la mano, el brazo y los movimientos del cuerpo.

Los científicos también describen un comportamiento previamente desconocido en las ranas, por el que las hembras usan una combinación de exhibiciones visuales y táctiles para estimular la llamada de cortejo del macho. También se dieron cuenta de que las ranas pueden optar a la señal con sus extremidades izquierda o derecha, y que los machos pueden elegir cuál de sus dos sacos vocales utilizar para la señalización visual. Las ranas de torrente también exhiben un repertorio acústico diverso que incluye píos, gritos y llamadas de cortejo.

«Nuestro estudio indica que la comunicación en especies del género Hylodes es más sofisticado de lo esperado. También se sugiere que la comunicación en las ranas es más compleja de lo pensado. Probablemente, esto es particularmente cierto para las zonas tropicales, donde hay un mayor número de especies y grupos filogenéticos y donde hay una mayor diversidad de microhábitats», explica Fábio P. De Sá, responsable de la investigación. Precisamente, las señales visuales tienden a ser complejas en especies diurnas que se reproducen en ambientes ruidosos, como son los torrentes de agua.