Imagen de un meteorito marciano
Imagen de un meteorito marciano - abc

Buscan signos de vida en el metano de los meteoritos marcianos

Un equipo internacional de científicos sugiere que el metano encontrado podría ser utilizado como una fuente de alimento por formas rudimentarias de vida por debajo de la superficie de Marte

Actualizado:

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto rastros de metano en varios meteoritos marcianos, lo que podría ser una posible pista en la búsqueda de vida en el planeta rojo. Estos científicos examinaron muestras de seis meteoritos de roca volcánica recuperados en la Tierrapero que se originaron en Marte. Los meteoritos contienen gases en la misma proporción y con la misma composición isotópica de la atmósfera marciana.

Todos estos restos también contenían metano, que se midió por aplastamiento de las rocas y haciendo pasar el gas que sale a través de un espectrómetro de masas. El equipo también examinó dos meteoritos no marcianos, que contenían cantidades menores de metano.

El descubrimiento apunta ala posibilidad de que el metano podría ser utilizado como una fuente de alimento por formas rudimentarias de vida debajo de la superficie de Marte. En la Tierra, los microbios hacen esto en una variedad de entornos.

El co-autor de la investigación, Sean McMahon, asociado postdoctoral en el Departamento de Geología y Geofísica de la Universidad de Yale ha afirmado que «otros investigadores estarán dispuestos a replicar estos hallazgos utilizando herramientas de medición alternativas». A su juicio, los resultados obtenidos «probablemente serán utilizados por los astrobiólogos en modelos y experimentos encaminados a comprender, si la vida podría sobrevivir por debajo de la superficie de Marte en la actualidad».

Por su parte, el profesor de la Universidad de Aberdeen y director de la investigación John Parnell «una de las novedades más interesantes en la exploración de Marte ha sido la sugerencia de metano en la atmósfera de Marte». En esta línea, Sean MacMahon, ha añadido que las «misiones recientes de la NASA y la Agencia Espacial Europea, respectivamente, están viendo, sin embargo, que no está claro de dónde proviene el metano, e incluso de si realmente está allí. Sin embargo, nuestra investigación proporciona un fuerte indicio de que las rocas en Marte contienen una gran reserva de metano».

Y matiza que «incluso si el metano marciano no alimenta directamente a los microbios, puede señalar la presencia de un ambiente cálido húmedo, químicamente reactivo donde la vida podría prosperar».