Una de las momias
Una de las momias - J. of Archaeological Science

Unas momias desvelan qué se comía en Perú hace 2.000 años

Los investigadores han podido conocer la dieta de estos pueblos antiguos a partir de restos de cabello

Actualizado:

Bioarqueólogos y arqueólogos han podido estudiar las dietas de 14 individuos que vivieron hace casi 2.000 años. Las momias, desenterrados en la Necrópolis de Wari Kayan, al sur de Perú, hace un siglo, ofrecen ahora nueva información sobre la vida en el pasado a través del trabajo realizado en el Laboratorio de Química de Arqueología de la Universidad Estatal de Arizona Los hallazgos fueron publicados en Journal of Archaeological Science.

La profesora de la Universidad de Arizona Kelly Knudson y sus colegas utilizaron muestras de cabello - entre dos y 10 muestras secuenciales para cada momia, además de dos artefactos para el pelo- para investigar las dietas de los pueblos antiguos de Paracas. Se centraron en el análisis de isótopos de carbono y nitrógeno en la keratina para determinar lo que estos individuos comieron en la etapa final de sus vidas.

La dieta no sólo proporciona información sobre la salud, sino que también puede indicar donde vivía y viajaba la gente, así como ofrecer pistas sobre su vida cotidiana por señalar si sus alimentos se obtienen de la agricultura, la pesca, la caza o la recolección.

Durante los últimos meses de su vida, los individuos Paracas parecen haber comido productos principalmente marinos y plantas como el maíz y el frijol. Además, eran geográficamente estables o, si viajaban entre las tierras altas del interior y las regiones costeras, continuaron consumiendo productos del mar.

"Lo que es emocionante para mí acerca de esta investigación es que estamos usando nuevas técnicas científicas para conocer más acerca de momias que fueron excavados hace casi 100 años. Es una gran aplicación de la nueva ciencia a las colecciones de más edad en los museos", dice Knudson.

Cuando se descubrieron por primera vez en 1927 por el arqueólogo peruano Julio Tello, cada momia estaba atada en una posición sentada, con objetos funerarios como cestas o armas, y envueltas en un paquete en forma de cono de tejido, incluyendo prendas finamente bordadas.