El presidente Artur Mas participó en la votación secesionista del pasado 9 de noviembre
El presidente Artur Mas participó en la votación secesionista del pasado 9 de noviembre - inés baucells

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña admite la querella contra Mas

El alto tribunal decide por mayoría investigar al presidente catalán, la vicepresidenta y la consejera de Enseñanza por el 9-N

Actualizado:

El Pleno de la sala civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha admitido a trámite la querella contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, por organizar la votación secesionista del 9 de noviembre. Así lo ha decidido el Pleno del alto tribunal catalán. En la reunión, que ha comenzado a las 10 horas, han estado presentes los cinco magistrados titulares de la Sala Civil y Penal -Maria Eugènia Alegret, Carlos Ramos, Enric Anglada, Joan Manel Abril y Francisco Valls-, además de su presidente, Miguel Àngel Gimeno.

La decisión, acordada por mayoría de los miembros del TSJC, determina «la admisión a trámite de todas las denuncias y querellas vinculadas a los hechos relativos a la presunta desobediencia de la resolución del Tribunal Constitucional del 4 de noviembre de 2014, así como a todos aquellos hechos que, de manera directa o indirecta, estén relacionados». Las querellas se dirigen contra Mas, contra la vicepresidencia catalana Joana Ortega y la consejera de Emseñaza, Irene Rigau.

No se han admitido las dirigidas contra la presidenta del Parlamento de Cataluña Núria de Gispert ni los membres de la Mesa de la Cámara catalana Anna Simó, Lluís Corominas, Josep Rull y David Companyon. También se ha rechazado encausar al consejero de Interior Ramon Espadaler, el portavoz del Gobierno catalán Francesc Homs, y el líder de ERC, Oriol Junqueras.

El pleno también ha acordado que todas les querellas y denuncias se acumlen en un único procedimiento, el 16/2014, que es el más antiguo de los recibidos en la sala civil y penal del TSJC. Todas las resoluciones es notificarán a partir del 8 de enero de 2015.

El pleno consta normalmente de seis magistrados pero, desde que Núria Bassols abandonó su plaza para ser la directora del Programa de Políticas de Transparencia de la Generalitat, hay una plaza vacante que todavía no ha salido a concurso.

El TSJC ha recibido al menos siete querellas y 25 denuncias contra Artur Mas y miembros del Govern y del Parlament relacionadas con el 9-N, incluyendo la querella presentada por la Fiscalía, que se dirige contra el presidente; la vicepresidenta, Joana Ortega, y la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, por haberse "negado abiertamente a dar el debido cumplimiento a una resolución emanada del máximo intérprete de la Constitución. Además de desobediencia, la Fiscalía pide imputarles por los presuntos delitos de prevaricación, usurpación de atribuciones judiciales (contra la división de poderes) y malversación de caudales públicos.

Momento antes de conocerse la resolución del TSJC, el presidente de la Generalitat afirmaba que no compartía la querella, aunque aseguró que se sometería a la decisión del alto tribunal catalán.