El korfbal es una especie de baloncesto con equipos mixtos
El korfbal es una especie de baloncesto con equipos mixtos - abc

La Federación Catalana de Korfbal admite que «sin subvenciones, no existiríamos»

Según su presidente, la entidad nació «del interés político» de la Generalitat y su práctica es minoritaria: «No crece más»

Actualizado:

El presidente de la Federación Catalana de Korfbal, Francesc Serra, admite que esta entidad "nació del interñes político del país" y que "por eso recibimos subvenciones, si no no existiráimos. Nos organizamos como podemos". Korfbal es una de las 21 selecciones catalanas reconocidas internacionalmente, la mayoría de las cuales corresponde a disciplinas desconocidas o minoritarias, como fistball, tamborí, twirling, dardos, Futtennis, Pitch&Putt, Bowling, Fútbol Australiano, Rugby Liga o Baile Deportivo, entre otros. El proyecto secesionista del presidente catalán, Artur Mas, utiliza estas selecciones deportivas como medio de propaganda, lo que se traduce en importantes subvenciones de forma directa o a través de la Plataforma Proselecciones Deportivas Catalanas. Esta entidad, como informó ABC, recibió del Ayuntamiento de Barcelona 50.000 euros con los que pudo pagar a "voluntarios" 10 euros la hora por divulgar la independencia deportiva en fiestas infantiles, en la Diada y eventos deportivos.

El korfbal es una especie de baloncesto en el que juegan equipos mixtos -cuatro chicos y cuatro chicas- pero en ese caso los jugadores no se pueden desplazar con la pelota en las manos. Francesc Serra compareció el pasado 3 de diciembre en la Comisión de Asuntos Institucionales para abordar la modificación de la ley de ejercicio profesional del deporte. En su intervención, explicó que el korfbal, que nació en Holanda en 1902, no está reconocido por el Consejo Superior de Deportes. "Nació del interés político del país, para que hubiera selecciones deportivas reconocidas internacionalmente", explica el presidente de la Federación en referencia al reconocimiento que hizo la Generalitat de este deporte en 1990. "Por eso recibimos subvenciones, si no no existiríamos. Nos organizamos como podemos", añadió. Reconoce que es un deporte minoritario porque "lo quie existe no crece más, estamos en otra liga" y advierte de que los técnicos que se dedican a este deporte "no están reconocidos" por lo que "cualquier ciudadanos podría denunciar a quienes ofrecen cursos o formación". "Si no tenemos técnicos registrados ¿qué justifica el pago de sueldos o subvenciones?", se preguntó en su comparecencia en la Cámara autonómica.

En este sentido, asegura que hay técnicos de la federación "que forman a gente que da cursos formativos de grado superior en el INEF (Instituto Nacional de Educación Física)", por lo que pone de manifiesto la necesidad de regular este tipo de deportes.