Encuentran una carta de la IGM que corrobora la tregua de Navidad entre británicos y alemanes

La misiva está escrita por el general Walter Congreve, quien, al principio, tuvo miedo de unirse a la celebración por considerar que todo podía ser una trampa

Actualizado:

«Ha pasado algo extraordinario. Esta mañana, un alemán gritó que querían una tregua de un día. Así que, con mucha cautela, uno de nuestros hombres se levantó por encima del parapeto y vio como un alemán hacía lo mismo». Así es como comienza la carta que, desconocida hasta ahora, fue escrita en 1914 por el General británico Walter Congreve explicando a su esposa cómo fue la llamada « Tregua de Navidad» (un alto el fuego sucedido durante la I Guerra Mundial en el que ingleses y teutones depusieron armas el 25 de diciembre para beber, fumar y jugar un partido de fútbol juntos).

Según explican varios medios internacionales como « The Guardian» o «The Independent», esta emotiva misiva había desaparecido hasta que el Servicio de Archivos del Condado de Staffordshire (en Gran Bretaña) la encontró guardada por los descendientes del militar. A día de hoy, forma parte de una exposición en la que se explican los pormenores de la «Gran Guerra» en la región.

En la carta –escrita desde las trincheras a su mujer- el general explica que no quiso unirse a sus compañeros debido a que tenía miedo de que todo fuese una trampa. Además, afirma que sintió recelo debido a su alta graduación, la cual podría animar a sus enemigos a dispararle sin mediar palabra. «Me invitaron a ir y ver a los alemanes, pero me abstuve porque pensé que no podrían ser capaz de resistirse a acabar con un general», añade.

Durante la tregua, Congreve (quien posteriormente fue condecorado con la Cruz de la Victoria) estaba al mando de una brigada de fusilaos con sede en una base cerca del norte de Francia.

El texto, además cuenta con unas palabras de amor del general para su familia: «Querida, ya que no puedo estar con vosotros, la segunda mejor opción que tengo es escribirte para estar lo más cerca posible».

Posteriormente, explica que aquel día vivió una situación extraña: «Uno de mis informantes me dijo que había podido fumarse un cigarrillo con el mejor tirador del ejército alemán, quien no tenía más de 18 años pero ya había matado a más hombres que cualquier otros 12 soldados juntos».

Walter Congreve
Walter Congreve

«La tregua del día de Navidad de 1914 es uno de los recuerdos emblemáticos de la guerra, y tener una carta tan detallada de un oficial de alto rango, escrito en el mismo día es una verdadera joya», explica Ben Adams, responsable de los archivos de Staffordshire, en declaraciones recogidas por «The Guardian».