La Academia rinde homenaje al director de cine Jesús Franco, Goya de Honor 2008
Actualizado Viernes, 12-12-08 a las 11:17
Jess Franco, Clifford Brown, James P. Johnson, Jess Frank, Juan G. Cabral, Jeff Manner, Joan Almirall o, si prefieren abreviar, Jesús Franco, porque podría ocuparse este texto sólo con sus pseudónimos. Casi 200 películas avalan a este director de culto, autor maldito, nacido en Madrid en 1930. Entre «El árbol de España» (1957) y «La cripta de las mujeres malditas» (2008), que se estrenará próximamente, caben todos los géneros y argumentos, dentro de una obra reivindicada por estudiosos de EE.UU. y Europa. Su carrera se ha centrado, si acaso cabe el verbo en su biografía, en las labores de ayudante de dirección, guionista, músico, actor y jefe de producción. Ayer asistió a un encuentro con la prensa en la sede de la Academia de Cine, que le ha concedido el Goya de Honor de este año, premio que recogerá el próximo 1 de febrero.
La primera receta del maestro para hacer buen cine tiene dos ingredientes: «una cámara y libertad». «Uno de los males del cine español<WC>», diagnostica,<WC1> <WC>«<WC1>es que la gente ya no quiere hacer películas maravillosas, sino negocietes». Franco también se mostró pesimista sobre el futuro de «las salas oscuras» y reivindicó las películas comerciales: «Los estadounidenses hacen filmes que les gustan a las personas».
Él mismo intentó siempre «entretener al máximo», dentro de una humildad que lo lleva a sentirse avergonzado por este premio. «Sólo soy un tío bajito que hace películas sin transcendencia».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...