Top

Viajar - Playas

Las 21 playas más extraordinarias del mundo, incluida una española

National Geographic elige los mejores arenales del planeta, por espectaculares o por únicos

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
  11. 11
  12. 12
  13. 13
  14. 14
  15. 15
  16. 16
  17. 17
  18. 18
  19. 19
  20. 20
  21. 21
Navegue usando los números

Playa del Amor, Islas Marietas, México

Playa Escondida, en México- TURISMO DE MÉXICO

Hay quien dice que las playas «saben» mejor en invierno, en el invierno europeo, cuando el coche amanece helado y el sueño de un arenal luminoso y cálido surge de cuando en cuando como un posible improbable. National Geographic ha elaborado una lista tan discutible como cualquier otra, pero que nos puede servir de inspiración para los próximos viajes. Veintiuna playas. Quizá las mejores del mundo. O al menos entre las mejores. Estas son.

Playa del Amor, Islas Marietas, México

Perspectiva de Playa Escondida o Playa del Amor, en México
Perspectiva de Playa Escondida o Playa del Amor, en México- TURISMO DE MÉXICO

National Geographic agrupa las tres primeras playas bajo el título de Maravillas Geológicas. Esta es la primera.

Es uno de los mayores atractivos del Pacífico mexicano. Playa Escondida -también conocida como la Playa del Amor-, ubicada en el Parque Nacional Islas Marietas de la Riviera Nayarit, se ha convertido en todo un icono de este destino, al alcance solo de unos pocos. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) ha fijado en 116 el número máximo de personas que podrán visitar la playa cada día. Las excursiones se limitarán a 30 minutos y en la playa sólo podrán estar 15 personas al mismo tiempo por lo que las embarcaciones que lleguen aquí podrán transportar solo a ese mismo número de visitantes. Más información sobre la Paya del Amor.

Anse Source d'Argent, La Digue, Seychelles

Playa Anse Source D'Argent, en La Digue- VICTORIA WHITE2010/FLICKR

En pleno Índico, esta es una de las playas más fotografiadas del mundo, con sus rocas gigantes, las aguas turquesas, la arena blanca y las palmeras y la selva. Se necesita una entrada, de unos 7 euros, que permite cruzar el Parque de la Plantación. Está dividida en varias miniplayas con rocas que invaden la arena y el agua, y palmeras inclinadas sobre la costa, listas para cualquier campaña de publicidad. Con marea alta se llega en bici o andando. Con marea baja se puede llegar bordeando la costa por la playa.

Playa de las Catedrales, Ribadeo

Playa de las Catedrales- MIGUEL MUÑIZ

Su nombre real es playa de Aguas Santas, y está situada en la parroquia de A Devesa (Ribadeo), en la mariña lucense. Su principal atractivo es el conjunto de arcos de roca esculpidos por la fuerza del Cantábrico con el paso de los años. El tamaño de dichos arcos, también conocidos como «ollos», alcanza en algunos casos más de 32 metros de altura y se pueden observar paseando por el arenal con la marea baja. Tiene una longitud de 1.400 metros. En algunos momentos del año (Semana Santa y verano) es necesario reservar la entrada a la playa desde esta web.

One Foot Island (isla de Aitutaki), Islas Cook

Isla de Aitutaki, consu espectacular laguna- TravelOnline (www.tourismcookislands.com)/TOURS EN LAS ILAS COOK

El siguiente apartado en la clasificación de National Geographic se el que llaman Soledad Conmovedora. Desde este punto de vista elegimos One Foot Island, Aitutaki, en las islas Cook. La isla de Aitutaki -en una de las lagunas más bellas del mundo- está a 40 minutos de vuelo de Rarotonga, y es lo más parecido al concepto paraíso que tenemos en Occidente. Suele visitarse en una excursión de un día. «Aguas perfectísimas (de color turquesa, arena fina blanca), rincones solitarios y el mejor snorkelling de mi vida», recuerda un viajero.

Sunset Beach, Brunswick Islands, Carolina del Norte

Playa en Brunswick-

La ciudad costera de Sunset Beach «nació» en 1955, cuando un promotor inmobiliario compró el terreno. El desarrollo comenzó en serio cuando se construyó un puente que conecta la isla con el continente. Fue en 1958. Sunset Beach es un destino elegido por los surfistas, y, además, un lugar solitario, quizá retro, donde el vuelo de un pájaro puede ser la mejor distracción del día (es una reserva protegida). Durante casi dos kilómetros, las casas de playa dan paso a una de las costas más vírgenes de las Brunswick, entre playas y dunas.

Lazy Beach, Koh Rong Island, Camboya

Lazy Beach, vista desde uno de los bungalós de la playa-

A Lazy Beach se llega por un sendero de 1,5 kilómetros que atraviesa la jungla y que sale de la playa donde nos deja el ferry al llegar a la isla. Es una caminata de unos treinta minutos que vale la pena. Junto a la arena, entre la vegetación, hay bungalós de madera aceptablemente cómodos. Una vez allí, la tentación de quedarse es perfectamente descriptible.

Bowman's Beach, Sanibel Island, Florida

Bowman's beach- Toni Lucatorto/Flickr

El tecer apartado en la clasificación se titula «Cazadores de conchas». Si su afición es buscar caracolas (millones de conchas de todas las variedades imaginables), he aquí una sugerencia: Bowman's Beach, Sanibel Island, Florida. Llegan a esta orilla procedentes de las corrientes del Golfo de México. Quienes la conocen se quejan del precio del aparcamiento (3 dólares la hora) y que puede defraudar si tenemos en cuenta que aparece en listas como esta. A sus admiradores les gusta la tranquilidad, la posibilidad de ver delfines y un entorno protegido quizá más llamativo que el propio arenal.

Shell Beach, Shark Bay, Oeste de Australia

Shell Beach, en Australia-

Situada en el extremo occidental de Australia, la Bahía Shark -Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1991- y sus islas y tierras circundantes poseen tres características naturales excepcionales: los más vastos (4.800 km²) y ricos herbarios marinos del planeta; una importante población de dugongos; y una gran abundancia de estromatolitos formados por colonias de algas, que son una de las formas de vida más antiguas del planeta. La bahía alberga también cinco especies de mamíferos en peligro de extinción.

Shell Beach está formada por miles de millones de minúsculas conchas. En pocos lugares del mundo, reemplazan a la arena con tanta contundencia. Se halla a 45 minutos en coche de Denham, ciudad en la que alguna vez se han construido edificios con las conchas de la playa.

Lyme Regis, Inglaterra

Paseo marítimo de Lyme Regis- JURASSIC COAST

Lyme Regis es una localidad costera británica del oeste de Dorset. Es una buena zona para ver fósiles marinos, sobre todo en invierno y en momentos de marea baja. Forma parte de una espectacular ruta conocida como la Costa Jurásica británica. En 2001 la UNESCO reconoció su valor cultural nombrándola Patrimonio de la Humanidad.

Cannon Beach, Oregon

Día de yoga entre las típicas formaciones rocosas de Cannon Beach- Cannon Beach Yoga Festival

Este nuevo apartado de las 21 mejores playas del mundo, National Geographic lo titula: «En compañía de perros». Esta playa está a una hora de Portland, Oregón. Y podemos ir con nuestro perro suelto. Las formaciones rocasas -espectaculares- son el símbolo de esta zona de la costa. Muchos de los hoteles y casas rurales cercanas aceptan también mascotas.

Carmel City Beach, Carmel-by-the-Sea, California

Carmel Beach-

Carmel es una parada perfecta en la ruta entre San Francisco y Los Angeles, además del hogar del actor Clint Eastwood. La playa, de arena blanca limpísima, invita a pasear (también con mascotas). En las calles hay un encantador ambiente bohemio (poetas, músicos, artistas...), además de mansiones exclusivas y un entorno muy cuidado.

Noordwijk Beach, Holanda

Playa de Noordwijk-

Dicen que esta playa inspira melancolía durante todo el año, entre gaviotas y surfistas. También se puede ir a pasear con nuestro perro. Los niños juegan en el «mini mar» (aguas poco profundas en la playa: los locales lo llaman «kimmetje»). En Noordwijk se celebran muchos eventos y festivales en verano, con una animada vida nocturna. En primavera, lo mejor es alquilar una bicicleta y dar un paseo por la región de los bulbos, que presenta un paisaje totalmente coloreado por los tulipanes en flor.

Papakōlea Beach, Hawái

Papakolea Beach-

La playa de arena verde de Hawái es uno de esos espectáculos que merece la pena ver al menos una vez en la vida. Solo hay cuatro en el mundo. El color de la arena se debe a una piedra semipreciosa de color verdoso llamada olivino que proviene del cono de cenizas del volcán Pu'u Mahana. El cono de ceniza de este volcán, que estalló hace 49.000 años, es rico en olivino, un mineral de silicato que contiene hierro y magnesio.

Reynisfjara Beach, Islandia

Playa Reynisfjara, el 11 de mayo de 2015- dconvertini/Flickr

La playa de arena negra de Reynisfjara es impresionante, sobre todo los días soleados, cuando es mayor el contraste entre el suelo y el cielo. Es la más famosa de Islandia, probablemente. Lo que vamos a encontrar: agua muy fría (como cabe suponer), grandes olas (hay que tener precaución con eso), preciosas formaciones rocosas, acantilados, frailecillos...

Pink Beach. Isla Gran Santa Cruz. Filipinas

Esta playa de Filipinas -cerca de la ciudad de Zamboanga- es una de las más especiales del mundo. El color rosado procede de miles de millones de trozos de coral unidos. El número de visitantes a la isla está regulado, y las reservas deben hacerse a través de la oficina de turismo en Zamboanga.

Pelican Beach, cayo South Water, Belice

Pelican Beach Resort - South Water Caye-

El siguiente apartado en esta clasificación va dedicado a los aficionados al snorkel. Esta es una isla de unos cientos de metros, cubierta de arena blanca, flores tropicales y palmeras, rodeados por el agua cristalina envolviendo arrecifes de coral. Los cayos, los atolones y el arrecife son espectaculares en Belice. El arrecife, de 297 km de largo, es enorme. Los cayos son islas localizadas entre tierra firme y el arrecife.

Blue Bay, islas Mauricio

Blue Bay, en las islas Mauricio-

«El parque marino de Blue Bay es un entorno privilegiado que cuenta con decenas de especies de peces de colores y centenarios corales. Es un lugar fantástico para hacer snorkel y submarinismo debido a la claridad del agua», dice alguien que conoce la zona. «Es el mejor sitio para hacer snorkeling en todo Mauricio», dice otro viajero.

Cas Abao Beach, Curaçao

Playa Cas Abao-

Rodeada por los arrecifes, Curaçao esconde un paraíso subacuático en el Caribe. Allí encontraremos una playa de arena blanca, aguas claras, palmeras meciéndose y muchas zonas de sombra. Dicen que es perfecta para los nadadores de todas las edades y sus arrecifes son un paraíso para los aficionados al snorkel y al buceo. Hay una balsa para tomar el sol amarrada a la playa. Y un bar, restaurante, duchas, baños, espacio para masajes...

Sleeping Bear Point, Sleeping Bear Dunes, Michigan

Mapa de localización de los senderos y las dunas del lago Michigan-

El último apartado elegido por National Geographic es el de playas con lunas. Ahí podrían haber estado nuestras playas canarias con todo merecimiento, pero esta vez la publicación ha elegido una zona protegida en Estados Unidos, en el lago Michigan, espectacular aunque poco conocida en España. Allí hay unos interesantes senderos que salen de la antigua Estación de Guardacostas de Sleep Point Bear Point, ahora un museo marítimo, o de Sleeping Bear Point, y que nos conducen hacia las dunas. Cerca, las islas Norte y Sur de Manitou, lugares privilegiados para practicar senderismo y acampar.

Dunas que rodean el lago Michigan
Dunas que rodean el lago Michigan

Playa de Piscinas, Arbus, Cerdeña

El hotel Le Dune Piscinas, en medio del arena-

Esta es una playa larga de arena con dunas bastante altas a la espalda. La carretera para llegar es larga y sin asfaltar, pero merece la pena. Llega un momento en que el camino desaparece bajo la arena. Suele haber bastante gente, aunque desde luego mucho menos que en el resto de Cerdeña. En días normales puedes estar solo, con muchos metros entre las sombrillas. El hotel Le Dune Piscinas se alza en plena playa.

Playa de Corniche, La Teste-De-Buch, Francia

Vista aérea de la Gran Duna de Pilat- Larrousiney

Las cifras dan idea de lo que nos espera en la Dune du Pilat, en el término municipal de La Teste-de-Buch, al suroeste de Francia: 2,7 kilometros de largo, 500 metros de ancho y hasta 110 metros de alto, según las mediciones realizadas a lo largo de 2012. En total, más de 60 millones de metros cúbicos de arena fina en 87 hectáreas de superficie. Sería la duna más grande de Europa.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios