Tecnología

Denuncian nuevas irregularidades en las empresas chinas que fabrican los iPhone 6

La cadena británica BBC emite un vídeo en el que se demuestran las malas condiciones de trabajo en los proveedores de Apple

Captura del programa emitido por la Cadena BBC que denuncia las condiciones de trabajo de los proveedores de Apple
Captura del programa emitido por la Cadena BBC que denuncia las condiciones de trabajo de los proveedores de Apple - BBC
J.M.S. - Madrid - Actualizado: Guardado en: Tecnología

Apple se enfrenta a una nueva denuncia por supuestas malas condiciones de las empresas contratadas para la fabricación y ensamblaje de sus teléfonos móviles inteligentes, que este año se han renovado con los iPhone 6 y iPhone 6 Plus.

Según ha desvelado el programa «Panorama» emitido por la cadena británica BBC, los trabajadores de los proveedores chinos viven malas condiciones y episodios de explotación laboral en la creación de los nuevos productos de la firma de Cupertino (EE.UU.).

La investigación, llevada a cabo por periodistas encubiertos que aseguran haber trabajado en una fábrica de componentes, muestra hasta 22 violaciones de derechos laborales, entre ellos, largas jornadas de trabajo no remuneradas, inexistencia de los obligados periodos de descanso semanales, ausencia de tarjetas de identificación para el acceso a las fábricas, espacios de trabajo reconvertidos en salas para dormir o empleando a menores.

Las imágenes tomadas en cámara oculta se grabaron en una línea de producción de unos de los proveedores, Pegatron (Shangai), y han demostrado, a tenor de la investigación, que las promesas de hace dos años de Apple de proteger los derechos laborales han caído en saco roto. Tras emitirse el programa, la propia compañía norteamericana ha emitido un comunicado en el que muestra su desacuerdo acerca de las conclusiones recogidas en el programa.

La periodista que se infiltró en las instalaciones ha asegurado que llegó a trabajar en una fábrica de piezas durante 18 días seguidos a pesar de las reiteradas solicitudes de obtener un día de descanso. Otro de los reporteros, quien asegura haber visto a trabajadores agotados que acaban durmiendo en la fábrica, reconoce que trabajó hasta 16 horas continuas.

Las horas extraordinarias se informaban como voluntarias, pero a efectos prácticos a ninguno de los reporteros se les ofreció ninguna opción. Las malas condiciones de las fábricas chinas se desvelaron en 2010, cuando 14 trabajadores se suicidaron tras trabajar en el mayor proveedor de Apple, Foxconn. Tras aquellos episodios, Apple publicó un conjunto de normas que explicaban cómo deben ser tratados los trabajadores de las fábricas.

comentarios