ABC

Cae la recaudación de la Iglesia por IRPF, pero aumenta el número de declaraciones

La rebaja fiscal aplicada por el Gobierno en 2015 provoca que los ingresos se queden en 249,16 millones; 1,1 millones menos

MadridActualizado:

Por segundo año consecutivo crece el número de declaraciones a favor de la Iglesia. En la campaña de la Renta de la pasada primavera (ejercicio fiscal 2015), las asignaciones a favor de esta institución aumentaron en 55.841, un 0,8% más que un año antes. Pese al buen dato, la Iglesia recaudó 249,16 millones de euros, un 1,1 millones menos que la liquidación provisional del año anterior.

El vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, atribuyó esta caída en los ingresos a «la importante rebaja fiscal» aplicada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015 y que supuso «una merma de la cuota íntegra declarada». Según los cálculos de esta insitución eclesial, la cuota íntegra global declarada por los españoles sufrió una disminución del 2,2% en 2015.

La crisis económica de años anteriores y la rebaja fiscal del pasado año ha supuesto una disminución de la cuota íntegra que, sin embargo, ha sido compensada con la subida del número de declaraciones a favor de la Iglesia, añadió Giménez Barriocanal.

El 60% de los que asignan a la Iglesia marcaron también simultáneamente la x en fines sociales

Con 7.347.612 de declaraciones a su favor, la Iglesia consiguió en la pasada campaña de la Renta que el porcentaje de asignaciones a su favor rozara el 35% (34,93%). Para el vicesecretario de Asuntos Económicos estos resultados son una prueba del «apoyo incuestionable de la sociedad a la labor que realiza la Iglesia». Por ello, aprovechó la presentación de este balance para «dar las gracias a todos los contribuyentes que tuvieron la generosidad de marcar la x en la casilla de la Iglesia».

Casi una década

Desde que entró en vigor el nuevo modelo de financiación en el ejercicio fiscal 2017, el número de declaraciones con asignación a la Iglesia han aumentado en más de 864.000. A punto de cumplir una década, este sistema deja exclusivamente en manos de los contribuyentes los fondos que recibe la Iglesia a través de la asignación tributaria. «No hay partida presupuestaria para la Iglesia en la Ley de Presupuestos», aclaró Giménez Barriocanal.

Por segundo año consecutivo, la Agencia Tributaria ofreció algunos rasgos del perfil del contribuyente que marca estas casilla. El número de declaraciones a favor de esta institución según el sexo muestra cierta igualdad, aunque en el caso de las mujeres el porcentaje es ligeramente superior al de los hombres (36,14% contra 34,47%). Además el 60% de los asignantes de la Iglesia católica marcaron también simultáneamente la x de fines sociales, lo que supone un aumento en relación al año anterior, donde el porcentaje se situó en el 54%.

Aumenta en nueve comunidades

Por comunidades autónomas, en 9 de las 17 ha aumentado el número de declaraciones. Es el caso de Baleares, Canarias, Castilla- La Mancha, Castilla-León, Madrid, Murcia, La Rioja, Comunidad Valenciana y País Vasco.

Según explicó Giménez Barriocanal, en las Haciendas forales vascas se ha producido un incremento de cuatro millones de euros en la cantidad asignada. «Esto se debe, por un lado, a la subsanación del concepto de cuota íntegra en la declaración provisional de la declaración del año anterior, y, por otro, a que en Guipúzcoa se volvió en este ejercicio al sistema vigente en toda España de dos asignaciones compatibles (la de la Igleia y otros fines sociales)».

Madrid, Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana son las comunidades que más fondos han aportado. Entre las comunidades en las que más se marca la casilla se encuentran Castilla-La Mancha (48,87%), Murcia (46,05%), Extremadura (46,86%) y La Rioja (46,37%). Ciudad Real además es la provincia donde los contribuyentes más asignan a favor de la Iglesia (55,13%).

Fiscalización del IRPF

Con respecto a una eventual fiscalización del Tribunal de Cuentas a la Conferencia Episcopal sobre el destino de los fondos del IRPF, el gerente explicó que la Iglesia «ya rinde cuenta como quieren los ciudadanos», al depositar cada año una Memoria de actividades en el Ministerio de Justicia.

«La Iglesia católica está haciendo un esfuerzo de transparencia para dar a conocer a la sociedad su actividad, que desarrollan más de 19.000 sacerdotes, más de 70.000 voluntarios en Cáritas, más de 100.000 catequistas y miles de personas anónimas en el ámbito pastoral, evangelizador, educativo, cultural y asistencial. Todos somos conscientes de que necesitamos comunicar más y mejor porque contar lo que hacemos es la mejor publicidad», apuntó Giménez Barriocanal.

Según explicó el vicesecretario para Asuntos Económicos, la asignación tributaria es «una aminoración de ingresos del impuesto de la Renta del que se detraen los fondos» para la Iglesia, por lo que la fiscalización «no es posible». «No estamos sometidos a la ley de subvenciones, ni recibimos partidas presupuestarias», insistió el gerente, quien en todo momento quiso dejar claro que si se cambia la actual normativa «la Iglesia siempre cumplirá la ley».