Los cinco acusados de la presunta violación a una joven en los sanfermines 2016
Los cinco acusados de la presunta violación a una joven en los sanfermines 2016

Juicio a La Manada por la violación de sanfermines: Llega la hora de los detalles

Este lunes se presentan las pruebas periciales, pero probablemente hasta mañana no se vean los 96 segundos de vídeo que grabaron los acusados

PamplonaActualizado:

El juicio a La Manadapor la presunta violación de los Sanfermines de 2016 entra este lunes en una nueva fase con la presentación de las pruebas periciales. Informes médicos, vídeos o mensajes de whatsapp serán analizados por peritos, psicólogos y forenses.

Aunque no hay un calendario estipulado, todo parece indicar que la sesión se iniciará hoy con el análisis de los informes médicos realizados a la joven madrileña cuando fue trasladada a un centro médico dentro del protocolo de actuación ante una presunta agresión sexual. Estos informes serán analizados por los forenses. Se trata de aclarar si el parte médico que presentaba la joven, según parece algunas irritaciones, son compatibles con una agresión sexual.

La misma víctima reconoció que, debido al estado de shock en el que entró, no puso resistencia. Simplemente cerró los ojos y deseó que todo terminara cuanto antes. Por ese motivo, los cinco acusados no hicieron uso de la fuerza para agredirla, por lo que el análisis forense de los partes médicos será fundamental para determinar si esas pequeñas lesiones son compatibles con un acto sexual contra la voluntad de la víctima.

Dentro de las pruebas periciales, también se presentarán y analizarán los mensajes de whatsapp que los acusados lanzaron a su grupo de amigos de la aplicación móvil entre el momento del acto y su detención, unas siete horas después. Mensajes como «puta pasada de viaje» o «una entre los cinco», fueron frases que los acusados dejaron para los amigos que no acudieron a la capital navarra.

El Tribunal no admitió los mensajes anteriores al viaje a Pamplona en los que se hablaba de los preparativos del viaje. Ni tampoco admitieron un video del mes de mayo que encontró la Policía Foral y que supuso la apertura de otra investigación sobre otra posible agresión sexual en la localidad cordobesa de Pozoblanco. Los magistrados trataron de limitar todas las pruebas exclusivamente a lo sucedido en el portal número 5 de la calle Paulino Caballero de Pamplona la noche del 6 al 7 de julio de 2016.

Los vídeos

Con toda probabilidad mañana, martes, se visionarán los 7 videos que los integrantes de La Manada no borraron y que permanecieron en el teléfono móvil de uno de los acusados. Serán en total 96 segundos en los que los acusados mantenían relaciones con la joven. Los peritos tendrán que desentrañar si la pasividad que muestra la joven es compatible con una agresión sexual. La defensa de los acusados mantiene que, si no hay rechazo expreso, no hay agresión. Por el contrario, la acusación considera que si no hay consentimiento expreso, no hay consentimiento.

Serán dos jornadas de explicaciones pormenorizadas, de detalles mínimos que lleven a aclarar qué sucedió aquella madrugada del 6 al 7 de julio en un portal de la calle Paulino Caballero, en el centro de Pamplona.