Los testigos aseguran que la joven que denunció su violación en San Fermín estaba desconsolada

Este viernes han declarado las técnicas que atendieron a la chica tras la agresión, cuatro miembros de la Policía Foral y dos agentes municipales

PAMPLONAActualizado:

La joven que denunció haber sido violada en los sanfermines de 2016 por cinco chicos que se autodenominaban «La Manada» lo hizo muy afectada y «desconsolada», según las técnicas del Ayuntamiento de Pamplona que la atendieron, que este viernes han confirmado en el juicio la versión de la joven. Así lo ha señalado el abogado de la chica, Carlos Bacaicoa, tras concluir la quinta sesión del juicio, en el que han prestado declaraciones las técnicas municipales que atendieron a la joven, quien reconoció que no había podido oponer resistencia contra la agresión porque se encontraba «en shock».

Las técnicas del ayuntamiento fueron las responsables de prestar apoyo emocional y psicológico a la joven en el momento en el que presentó la denuncia. El abogado Bacaicoa considera que la declaración de las técnicas municipales ratifica el testimonio de su cliente de que fue víctima de una violación por parte de los cinco jóvenes andaluces acusados, que en uno de sus grupos de Whatsapp se denominan «La manada».

Según sostiene la acusación, los detenidos grabaron las agresiones sexuales, de madrugada en un portal de Pamplona al que condujeron a víctima y distribuyeron las imágenes a través de sus contactos con comentarios jocosos. El letrado ha apuntado ante los periodistas que los acusados, al parecer, borraron algún vídeo posterior a los hechos que se les imputan.

Bacaicoa también ha explicado que la defensa de los acusados ha aportado a la causa una imagen, obtenida por un detective privado de las redes sociales de la joven, de una camiseta vestida por otra persona con el lema «Hagas lo que hagas, quítate las bragas». La frase la popularizó Karime, una concursante de un reality show. Para la defensa de los acusados, la publicación en Instagram de esta imagen por parte de la joven puede ayudar a valorar la veracidad o no de la denuncia de violación presentada. La polémica por la inclusión en el juicio de unas pruebas, y no de otras, por ejemplo las relativas a los comentarios de Whatsapp de los acusados, con comentarios acerca de abusar de jóvenes en las fiestas, han suscitado una fuerte polémica y críticas al tribunal.

Citados a declarar

Este viernes, cuando se cumple la primera semana del juicio, han declarado, además de las técnicas de acción social del Ayuntamiento de Pamplona, cuatro agentes de la Policía Foral y dos agentes municipales. Los agentes de la Policía Foral, han testificado sobre las infografías realizadas sobre el recorrido que siguieron los acusados desde la plaza del Castillo de Pamplona hasta el portal número 5 de la calle Paulino Caballero, donde tuvieron lugar los hechos. También han dado su punto de vista acerca de si es coherente la versión de que la joven pretendía llegar a Soto de Lezkairu, el lugar donde tenía aparcado su vehículo. Otros agentes forales han explicado cómo pudo producirse la violación denunciada, en función de las imágenes obtenidas a partir de los vídeos que grabaron los procesados en el portal. Un informático del cuerpo policial ha testificado también sobre la calidad de esas imágenes.

Entre los citados este viernes por el tribunal se encontraba también un policía local, que ha declarado sobre el robo del móvil de la joven, una sustracción que fue reconocida por uno de los cinco acusados, que era guardia civil en el momento de los hechos. Un trabajador del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra, ha testificado acerca del coste económico que supuso la atención sanitaria a la joven.

Al término de todas estas declaraciones, el abogado de tres de los procesados, Agustín Martínez Becerra, ha dicho a los periodistas que la sesión había sido «una ratificación de declaraciones sin ninguna novedad», sin pronunciarse sobre si la versión de las técnicas municipales favorece o no a sus clientes. Martínez Becerra ha señalado además, en relación con la fotografía que la joven subió a Instagram con el lema «Hagas lo que hagas, quítate las bragas» «es suficientemente expresiva y lógica», y que con ella pretenden «ejercer el derecho de defensa sin vulnerar ningún derecho de la denunciante».

El lunes continuará el juicio con la sexta sesión, para la que están previstas pruebas periciales, igual que el martes. El miércoles declararán los cinco acusados, el jueves testigos propuestos por las defensas, y el viernes comenzará a puerta abierta la presentación de conclusiones, que se prolongará hasta el lunes 27.