La Casa del Lector, piedra angular de la fundación Sánchez Ruipérez
La Casa del Lector, piedra angular de la fundación Sánchez Ruipérez - jaime garcía

Libros al alcance de todos con el Ayuntamiento y la Casa del Lector

Actualizado:

Leer en el hospital –enfermo y cuidador–, cuando se pueda; leer en familia, mediante lotes en préstamo que luego analicen con otros lectores en espacios culturales; formar a profesionales de bibliotecas municipales; o divulgar la lectura entre los jóvenes mediante una serie de exposiciones centradas en álbumes ilustrados, cuentos, inventos, cómics y viñetas. Es la intención del convenio que ayer firmaron la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y la presidenta de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Isabel de Andrés Bravo.

Un convenio que revitaliza la relación que ya tienen desde 2002 ambas instituciones, por el que Casa del Lector se implantó en Matadero Madrid. A partir de ahora, la Casa del Lector y la red de bibliotecas municipales intercambiarán espacios, experiencias y actividades.

Becas de formación

La Fundación ofrecerá cinco becas a los profesionales de las bibliotecas municipales para acceder a cursos especializados en promoción de la lectura y de la literatura infantil.

De acuerdo con el texto rubricado, los fondos bibliográficos de la Fundación quedarán, de forma gratuita, a disposición del Ayuntamiento madrileño.

La presidenta de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez se congratuló de que la Casa del Lector «se haya convertido en parte de la vida de la ciudad». Por su parte, la alcaldesa Ana Botella defendió el modelo de «colaboración público-privada porque en el futuro será el único modelo; hay que ir hacia estas fórmulas para que los madrileños paguen menos impuestos».

Las bibliotecas municipales tienen más de 700.000 personas dadas de alta. En los siete primeros mese del año han accedido a ellas más de 62.000 personas.