Internacional

Al menos 12 muertos en «el peor incendio de la historia de Valparaíso»

La presidenta Michelle Bachelet, que se encuentra ya en el terreno, decretó el estado de excepción por un fuego que ha obligado a desalojar a 10.000 personas

agencias - Actualizado: Guardado en: Internacional

El Gobierno de Chile ha decretado esta noche el estado de excepción y zona de catástrofe en Valparaíso, en el norte del país, azotado por un incendio forestal de grandes dimensiones que se ha cobrado la vida de 12 personas, destruido ya unas 500 viviendas y obligado a evacuar a 10.000 personas.

«Es tal vez el peor incendio en la historia de Valparaíso y todos sabemos muy bien el impacto que esto está teniendo en la vida de tantos», afirmó la presidenta chilena, Michelle Bachelet, en el primer balance de la situación que ha ofrecido. Bachelet anunció que en las próximas horas llegarán a Valparaíso, procedentes de otras ciudades del país sudamericano, efectivos y equipos de emergencias para combatir el fuego y socorrer a los damnificados.

«Aquí hay un grupo humano grande trabajando para las personas que han perdido a sus seres queridos y sus casas, que muchas veces no es lo más importante, sino los recuerdos familiares. La gente de Valparaíso tiene coraje y fuerza, pero no están solos», ha subrayado.

Como primeras medidas, indicó que se está elaborando un catastro con las viviendas incendiadas, aunque ha advertido de que podría superar las 500 actuales, y anunció una campaña de vacunación para evitar que se propaguen enfermedades. Además, «se mantiene el envío permanente de las remesas de ayuda a Valparaíso, para la atención de las personas que están en albergues».

El alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, explicó que las autoridades han realizado una evacuación preventiva de los lugares más afectados, que han sido trasladados a cuatro albergues. Además, hasta el lugar se han desplazado unidades militares que ayudarán a combatir el incendio.

Por su parte el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, al término de un comité de emergencia celebrado en Santiago y tras informar a la prensa, partió hacia Valparaíso, a 120 kilómetros al oeste de Santiago, por indicación de la presidenta Bachelet, «para tomar todas las medidas que sean necesarias para el control del incendio y de la seguridad y el orden público».

Estado de excepción

Al igual que sucedió días atrás con el terremoto ocurrido en el extremo norte del país, que dejó seis muertos y graves daños materiales, la mandataria decretó rápidamente el estado de excepción constitucional, lo que otorga a las Fuerzas Armadas el mando para garantizar el orden y la seguridad, además de coordinar las labores de evacuación. Una persona permanece en estado grave por quemaduras, confirmaron las autoridades, que han declarado la alerta roja tanto en Valparaíso como en la contigua ciudad de Viña del Mar.

El incendio ha comenzado a las afueras de la ciudad, pero las ráfagas de viento, que alcanzan hasta los 40 kilómetros por hora, han propagado el fuego a varios cerros, que ha devorado centenares de casas y ha provocado cortes de elctricidad.

El jefe regional de la Oficina Nacional de Emergencia, Guillermo de la Maza, ha calificado la situación de «bastante compleja» debido a las condiciones climáticas. «El incendio sigue activo. La evacuación es nuestra prioridad junto con el control del incendio», ha afirmado. Las autoridades están monitorizando permanentemente las condiciones meteorológicas, especialmente la fuerza y dirección del viento, para iniciar las acciones por vía aérea y terrestre lo antes posible.

Enorme cortina de humo

Varios albergues han sido habilitados para acoger a las personas que ha perdido sus viviendas, informó Jorge Catro, alcalde de Valparaíso, una ciudad portuaria situada a 120 kilómetros de Santiago buena parte de la cual se asienta sobre escarpadas laderas. A decenas de kilómetros era posible divisar la tarde de este sábado una enorme columna de humo, que está causando problemas respiratorios, especialmente a la población infantil y a los ancianos.

En la extinción del incendio, que comenzó a las 16:00 horas (19:00 GMT) y fue creciendo a medida que avanzaba la tarde, trabajan unidades de bomberos de seis provincias, policías y equipos aéreos y terrestres de la Corporación Nacional Forestal y la Oficina Nacional de Emergencia.

En el ayuntamiento de Valparaíso está reunido un comité de emergencia para coordinar las medidas de ayuda a los afectados y de extinción del fuego, que afecta a la parte alta de la ciudad, donde el suministro eléctrico ha quedado interrumpido. La mayoría de las viviendas de Valparaíso, donde viven unas 250.000 personas, están construidas con material ligero, fácilmente inflamable, lo que unido al viento hace que los incendios sean frecuentes.

Toda la actualidad en portada

comentarios