RAUL DOBLADO | Vïdeo: Un método para estudiar mejor: el 'videoscribe'

SelectividadCómo afrontar los exámenes de Selectividad con éxito

Consejos de un profesor de psicología para los alumnos que se examinen de la prueba de acceso a la Universidad

Actualizado:

De nuevo, otro año nos encontramos con los exámenes de ingreso a la universidad de los estudiantes que en España han aprobado el Bachillerato. El profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo Fernando Miralles aporta algunas recomendaciones para combatir la ansiedad en estas pruebas.

Como comenta, la prueba de acceso a la universidad es muy importante para el futuro de los jóvenes, por lo que «es normal que sus niveles de ansiedad sean elevados». No obstante, señala que es importante recordar a los jóvenes que un 91% de los estudiantes aprobaron el curso pasado en los exámenes de junio. Si a este 91% sumamos los estudiantes que en último momento decidieron no presentarse o, por causas personales, no pudieron, quedaría aproximadamente un 95% de alumnos que no suspendieron estos exámenes.

La gran mayoría de jóvenes que se presentan a las pruebas, cuentan con el apoyo incondicional de su familia, profesores, y lo más importante, llevan dos años estudiando para obtener buenas notas y aprobar este examen.

El profesor Miralles, experto en ansiedad en exámenes y oposiciones, aporta estos consejos para los estudiantes:

Antes del examen

— Encuentra un sitio adecuado para estudiar y que esté cercano a casa para no perder mucho tiempo en desplazamientos. Si puedes estudiar en casa mejor, así tienes todo el material que necesites a tu alcance.

— Lleva tu agenda organizada y así sabrás qué tienes que repasar cada día.

— Cada día, empieza a estudiar las asignaturas que peor se te den o que menos te gusten, así cuando estés cansado podrás estudiar mejor las asignaturas que más te gusten.

— Aprende a estudiar con una buena técnica (recuerda los pasos: lectura rápida, lectura comprensiva, subrayado, esquema/resumen y estudio con reglas nemotécnicas y memoria fotográfica).

— Realiza alguna técnica de relajación antes de acostarte o haz algo de gimnasia. Vale con saltar 5 minutos a la comba.

— Que nunca se te olvide que tienes el apoyo de tus padres, familiares, amigos y profesores.

No tomes fármacos ni bebidas que te ayuden a no dormir. El alcohol, mejor no probarlo.

— Intenta conseguir información sobre exámenes de años anteriores, así podrás hacer simulacros de la prueba.

— Visita días antes el lugar donde vas a hacer el examen, para evitar miedos infundados y sorpresas de última hora, y haya una mínima posibilidad de llegar tarde a los exámenes.

El día del examen, antes de la prueba

— Ve con tiempo al lugar del examen y, si puede ser, en trasporte público. El día de la prueba, muchos padres llevan a sus hijos a la universidad y se forman atascos increíbles que ayudan a aumentar la ansiedad.

— Desayuna bien, lleva agua y algo sólido por si la prueba o el tiempo de espera se alarga.

— Evita un repaso en profundidad, ya que esa información ya está almacenada en tu memoria.

No comentes el temario con tus amigos, pues saldrán preguntas tan difíciles que ni el profesor se habrá planteado poner en el examen.

— Evita hablar con amigos que estén muy nerviosos, ya que pueden transmitirte su intranquilidad y ellos acabarán aún con más ansiedad.

— Si notas que estás nervioso, empieza las técnicas de relajación y respira con el abdomen.

Durante la realización del examen

— Lee todas las preguntas y, si hay alguna que no entiendes bien, consulta al examinador.

— Comienza el examen por la pregunta que mejor sepas, así irás consiguiendo puntos y aumentarás tu seguridad durante el examen. Al mismo tiempo, tu cerebro irá buscando las respuestas al resto de preguntas que has leído.

— Llévate un reloj y controla en todo momento el tiempo que queda de examen.

— Debes exponer cada idea en un párrafo y subrayar las ideas más importantes.

— Si es posible, deja algo de tiempo para repasar, en especial las faltas de ortografía; si no estás seguro de una palabra, siempre habrá un sinónimo.

— Si te quedas en blanco o te pones nervioso, intenta parar y escribir en un folio 15 palabras que empiecen por la misma letra; así desconectarás un momento del examen.

Después de la prueba

— Celebra que el examen ha finalizado y que lo normal es que lo hayas aprobado. Recuerda que el 95% de los que se presentan, aprueban, y que lo peor que puede pasar es suspenderlo (suspenden menos de un 5%). En poco tiempo volverás a tener el mismo examen, con el mismo temario, el mismo tiempo para hacerlo y habrás podido repasar todo más despacio.