Cibeles 2015

Moisés Nieto y su reinvención de La Casa de Bernarda Alba

El diseñador juega a las dualidades en una colección doble, una en color y otra en negro, con las que logra impactar

Desfile de Moisés Nieto
Desfile de Moisés Nieto - de san bernardo y ángel de antonio
Laura riestra - Madrid - Actualizado: Guardado en: Gente&Estilo Moda

La música de «La Madrugá» de Banda del Regimiento de Infantería Soria número 9 ha sido la banda sonora con la que ya, desde el primer momento, Moisés Nieto ha impactado a su público.

Ha sido el primer desfile del día y ha logrado que diseños y puesta en escena sumen un todo impresionante. La dualidad entre la pena y alegría, la culpa y la omisión, el claro y el oscuro han estado presentes en todas sus salidas. Y de qué manera.

De dos en dos han ido saliendo a la pasarela sus modelos, cada una con un papel determinante: una era el color, que iba en primer lugar, y la otra la oscuridad. De esta manera ha querido jugar a las sensaciones duales, el pilar de la colección.

La alegría y la frescura, en un total de 18 salidas, la han aportado los estampados de gallo en azules, amarillos mostaza, vestidos lady en rojos, también ha habido pinceladas en rojo vino, ocres, dorados y verdes, que se han usado en unas siluetas muy femeninas, pobres de hombros y escasas mangas.

La oscuridad ha bebido de ese mismo patrón, pero con tejidos propios de las prendas de noche, como crepe y organza, aunque también se ha servido del twwed revisado a lanas para dar rigidez y peso a la silueta.

Los zapatos, de Ana Matt, muchos planos, perfectos para la colección y qué decir de los bolsos, de Lautem, una maravilla que seduce a cualquiera.

Toda la actualidad en portada

comentarios