Lagerfeld con su gata
Lagerfeld con su gata - Instagram

La bigotuda heredera de Karl Lagerfeld

Actualizado:

Como cada uno es libre de hacer con lo suyo lo que quiera y de decidir quién herederará sus bienes, el diseñador Karl Lagerfeld ha decidido que sea su gata, Choupette, quien reciba todo el dinero que han generado sus apariciones publicitarias cuando el diseñador muera.

Según ha afirmado el propio diseñador en un programa de televisión, la mínina «tiene su propia pequeña fortuna, si algo me sucediera, será una heredera» y añadió que será la persona que se ocupe de ella quien administre sus biene y «no tendrá problemas de dinero» ya que, «de los anuncios que ha hecho no he cogido nada, está guardado expresamente para ella». «Choupette es rica» concluyó Lagerfeld en el programa «Le Divan».

La relación de Lagerfeld con Choupette se remonta al año 2011 cuando el diseñador alemán adoptó a la preciosa gata de angora blanca y en estos años le ha cogido un inmenso cariño, tanto que ha decidido dejarla lo mejor situada posible para el futuro a la que ha convertido en su «musa felina».

Sin embargo, Lagerfeld reconoce que puede sonar a broma aunque insiste en que es muy importante para él y que, aunque «es algo inesperado» porque jamás habría pensado en toda su vida que le pasaría algo así explica que Choupette le «hace muy feliz» tanto que, «si no está en casa porque ha ido al médico un par de horas, tengo la impresión de que la casa está muerta».