Existen diferentes tipos de visados en función del motivo con el que se viaje
Existen diferentes tipos de visados en función del motivo con el que se viaje - EFE

Guía básica para obtener un visado de entrada en España

Actualizado:

Tomar la decisión de marcharte a otro país no siempre es una tarea fácil. En ocasiones el sentimiento de apego ya sea por motivos laborales, familiares o de cualquier otra índole, impide dar el paso. Sin embargo, otras veces la dificultad viene aparejado por cierto trámites a los que todo el mundo se refiere como 'papeleo'. Es el caso de las personas que necesitan un visado, válidamente expedido y en vigor, para poder cruzar la frontera. Aunque los duros años de la crisis hayan hecho mella en España, nuestra nación sigue siendo un lugar deseado para miles de extranjeros, que no siempre conocen toda la información para seguir los pasos necesarios para entrar legalmente. En ABC.es vamos a desgranar las dudas más habituales, de la mano de Pedro Fernández Bernal, abogado experto en extranjería, del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

¿Para qué es necesario un visado?

Sirve para poder entrar legalmente en España. Las personas que necesiten tramitarlo, deben disponer además de otros requisitos: 60 euros al día para gastos; acreditar tarjeta de crédito o visa; alojamiento; y en caso de que el viaje sea turístico, reserva de hotel. Todos estos requisitos los comprueba la Policía de Fronteras.

¿Existen diferentes tipos de visados?

Sí, en función del tipo de viaje se vaya a realizar. Hay visados de estancia (turismo); visados de estudios; visados de residencia no lucrativa (por un período superior de 90 días, aunque sin realizar ningún trabajo no remunerado) y visados de trabajo (en la actualidad muy limitados por la crisis y el paro, suelen concederse de forma casi exclusiva a trabajadores cualificados y a ciudadanos de Perú y Chile).

¿Por qué algunos países están exentos y otros en cambio tienen que presentar numerosos requisitos para conseguirlo?

Existen varios motivos para dificultar el acceso: países en mala situación económica, países emisores de emigración económica masiva, países afectados por una guerra o un conflicto armado. En cambio, los países exentos suelen coincidir precisamente con su buena situación económica y una estabilidad política. Aunque existen excepciones. Por ejemplo, a pesar de que Venezuela no cumple ninguna de las dos condiciones anteriores sus ciudadanos no necesitan visado, pero sí son revisadas en muchas ocasiones sus condiciones de acceso al llegar a España (medios económicos, reserva de hotel, etc). En caso de incumplir estos requisitos la Policía rechaza la entrada y el afectado debe regresar al propio país de origen.

¿Cuánto cuesta conseguir un visado para entrar a España?

Hay diferentes tasas consulares, que deben abonarse mediante giros postales, sin posibilidad de efectuar el pago en efectivo. Estas tasas se actualizan por Ley y es recomendable que se compruebe la tasa vigente en el momento de llevar a cabo el trámite.

En la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación se señalan las respectivas tarifas:

- Visados con carácter general para los nacionales no estadounidenses: $82,00 (para niños 6-12 años: $48,00).

- Visados acuerdo Unión Europea: nacionales de Macedonia, Bosnia y Herzegovina, Albania, Moldavia, Montenegro, Serbia, Rusia, Ucrania: $48,00.

* Costes Complementarios para ciudadanos estadounidenses:

- Visados de estudios: $160,00

- Visados de trabajo temporal por cuenta ajena: $190,00

- Visados de trabajo por cuenta propia: $270,00

- Visados de residencia no lucrativa y jubilados: $140,00

¿Qué validez tiene cada visado?

Los visados de turismo poseen una validez máxima de 90 días, los de estudios van desde los 6 hasta los 12 meses, teniendo que ser renovados en España, y los de trabajo cuentan con una validez de un año.

¿A qué individuos no se les concede?

A personas con antecedentes penales en su país; con prohibición de entrada en el espacio de la Unión Europea, acordado en el Acuerdo de Schengen; que no cumplan las condiciones económicas exigibles y aquellos que tengan una orden de expulsión vigente.