¿Una Cataluña independiente es Europa?
El vicepresidente y portavoz de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, ayer en Madrid - efe

¿Una Cataluña independiente es Europa?

En un intento de manipular los tratados, CiU, Ezquerra y ICV cuestionan que la separación de España implique una Cataluña fuera de la UE. López Aguilar dice que la adhesión después sería muy difícil

Actualizado:

CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP cuestionaron ayer que una Cataluña independiente quede fuera de la UE pese a que el vicepresidente y la portavoz de la CE, Joaquín Almunia y Pia Ahrenkilde, advirtieron de que la secesión conlleva salir de la Unión. «Cataluña es Europa y seguirá siendo Europa», replicó en rueda de prensa el líder de CiU en el Parlamento catalán, Jordi Turull, que vaticina incluso que la UE y el resto de España serían los primeros interesados en que Cataluña siga en la Unión si hiciesen números sobre el efecto de dejarla fuera.

En contra, el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar insistió el martes en que es independencia implicaría la salida UE y advirtió de las dificultades con las que se encontraría si quisiese volver a ingresar en el bloque. «Un Estado que se segregara o que practicara la secesión unilateral se colocaría en la lista de los candidatos a una adhesión cada vez más improbable detrás de Montenegro. Haría el número diez u once de la lista de candidatos pendientes", sostuvo.

El líder del PSOE en el Parlamento Europeo ha expresado su sorpresa por la repercusión de las palabras del vicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia quien aseguró que si Cataluña se independizara de España, dejaría de pertenecer a la Unión Europea. «Esa declaración es un principio sólido del derecho europeo que muchos venimos subrayando desde el primer día que comenzó este debate», ha señalado López Aguilar.

Más allá, también la secretaria general de ERC, Marta Rovira, negó que de entrada ningún tratado impida seguir en la UE a un Estado independizado de un miembro, y auguró que en la UE el principio democrático siempre prevalecerá ante el de unidad territorial.

La portavoz de ICV-EUiA, Dolors Camats, subrayó que con los tratados actuales no se puede saber qué pasaría con una independencia de Cataluña, y está convencida de que la solución depende más de la voluntad política y de la legitimidad de la que se dote el proceso soberanista que de los tratados.

Desde la CUP, el diputado Quim Arrufat lamentó que se quiera «intoxicar y utilizar como un instrumento de terror» la continuidad de Cataluña en la UE, y añadió que serán los propios catalanes quienes decidan si quieren formar parte de la Unión. El portavoz de C's, Jordi Cañas, remarcó que «no hay más ciego que el que no quiere ver», y que las declaraciones de Almunia y Ahrenkilde evidencian que una Cataluña independiente quedará fuera de Europa aunque algunos partidos catalanes quieran hacer ver lo contrario.