Los mapas secretos del pirata Francis Drake

Actualizado:

Se puede decir que la historia de la piratería transcurre paralela a la historia de la navegación. Allí donde hubo barcos cargados de mercancías surgieron piratas dispuestos a tomarlos por la fuerza. Los mapas de los tesoros, estrategias y expediciones estaban en manos de los más peligrosos. Hoy hablamos de Drake. Sir Francis Drake. De carácter fuerte, no solía tener piedad. Su astucia le llevó a la fama, valiente caballero para su nación y lo opuesto para España.

Inglaterra, otorgaba patentes de corso y bajo la protección de la reina Elizabeth aparecieron los primeros piratas en el Caribe. A Sir Francis Drake la famosa “Letter of Marque” le daba un amplio juego de acción: de proa a los galeones españoles y portugueses que transportaban los botines mas preciados. También las colonias establecidas en América, serían los puntos a “explorar”.

Drake era uno de los tantos corsarios y su vida fue un intenso devenir de expediciones. La más notable, su circunnavegación de la tierra, la segunda después de Magallanes-El Cano. Los cartógrafos de la época esperaban su regreso. Sabemos que Zarpó de Plymouth el 13 de diciembre 1577. A diferencia de sus antecesores, durante la expedición iban sucediéndose saqueos de todo aquello que creyeron necesario para guiarse y navegar a destino.

Para promocionar sus logros, se usó el arte: en un medallón de plata holandés, realizado alrededor de 1581, conocido entonces como el mapa de plata del mundo, y hoy puede ser visto en el Museo Británico. El otro descubrimiento fue el de la Alta California, allí fundó un puerto cuya localización fue mantenida en secreto para la inteligencia española. El barco que resultó ser el botín más rico de la travesía, fue Nuestra Señora de la Concepción capturada cerca de Lima, que venía desde Manila cargada con 80 libras de oro.

Sus cartas y diarios originales finalmente desaparecieron. Se le ordenó guardar silencio sobre su viaje a causa del descontento diplomático que causaría las noticias de su intromisión armada en los dominios del rey de España Felipe II, ya que Inglaterra y España estaban teóricamente en paz. Sus hombres juraron el secreto y solo así podrían aspirar a obtener su parte del botín.

Ante la idea de aquellos mapas de Sir Francis Drake, los cartógrafos contemporáneos más conocidos querían atribuirse la exclusiva de cartografiar la famosa circunnavegación… los relatos de todas sus “hazañas” dibujados al detalle. Esta es la historia de cómo lo lograron. [Lee la entrada completa en el blog Espejo de Navegantes]