Madrid

Madrid

El circo que hundió a una ciudad

La polémica obra, que sólo está finalizada al 69%, tiene un sobrecoste del 40% para Alcorcón

Día 07/11/2011

Compartir

Un pozo sin fondo. Eso es el polémico Centro de Artes de Alcorcón (CREAA), el proyecto faraónico del ex alcalde socialista, Enrique Cascallana (PSOE), que incluye un circo, una escuela de circo y cuadras para animales. De momento, se ha tragado 120 millones de euros. Para construirlo hubo que demoler una biblioteca y talar ciento de árboles. Además, su financiación se endosó a Emgiasa, una empresa municipal diseñada para construir vivienda que ahora se encuentra con una deuda de 333,5 millones de euros, el 59,5 por ciento de la deuda de 612 millones dejada por el ex regidor socialista.

La auditoría que presentó el pasado lunes el actual alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP), ya apuntaba a que «una de las causas de la ruina municipal apunta a la obra del CREAA», con su circo incluido, un homenaje que Cascallana quiso hacer a su padre, que tenía el noble oficio de payaso. Hoy, ese «megacentro artístico», con mayor presupuesto que el Guggenheim de Bilbao o la ampliación del Museo del Prado, está ejecutado al 69 por ciento.

Las obras del CREAA se adjudican en febrero de 2008 a la UTE formada por FCC y Ferrovial por 104 millones de euros y con plazo de ejecución de 38 meses. Según fuentes municipales, el futuro centro artístico y escénico va en suelo denominado «demanial», es decir, suelo de titularidad pública que no se puede hipotecar, vender ni embargar. Al no poder recibir ingresos por este concepto, la empresa municipal Emgiasa debe asumir íntegramente su financiación.

Modificados que encarecen

En octubre de 2008 se aprueba la primera «modificación» del proyecto: hay que demoler la biblioteca «Joaquín Vilumbrales» —un edificio de 10 años en perfecto estado— porque estorba. La «gesta», a la que se suma la tala de un considerable número de árboles, cuesta 608.107,35 euros. Uno de los motivos para echarla abajo era que en su tejado estaban los aparatos de aire acondicionado y desde el circo, la vista hubiera sido muy fea.

En noviembre de 2009 se ejecuta el «segundo modificado»: variar las características del circo para crear cabllerizas y zonas de servicios para animales: 1,7 millones de euros. En marzo de 2010, el Ayuntamiento de Alcorcón y el Ministerio de Cultura firman un acuerdo para integraren el CREAA el centro de Tecnología del Espectáculo, un edificio que cuesta 3,9 millones de euros que paga Alcorcón.

Suma y sigue. Unas «diferencias» entre los arquitectos del proyecto provocan la paralización de las obras. Se rescinde el contrato de construcción y se realiza otro. El Ayuntamiento no se salva de una indemnización a las empresas de casi 3,5 millones de euros. En octubre de 2010 hay que hacer frente a otra indemnización, esta vez por impagos: 993.000 euros. Como las acometidas eléctricas no se correspondían con el proyecto inicial del CREAA, la adecuación cuesta 900.000 euros en una primera tacada y otros 555.000 en la segunda.

Se aproximan las elecciones del 22 de mayo de 2011. El Ayuntamiento de Cascallana ordena una «adecuación de los accesos» a toda prisa: vale 32.700 euros. Se teme que, debido a impagos y demoras, el mega-proyecto no se inaugure a tiempo de la pompa electoral. Al ex alcalde le surgió la idea de realizar visitas guiadas por su CREAA, que empezaron en plena campaña. El PP denunció la estratagema. De inmediato, la Junta Electoral Central prohibió tales visitas.

Para acabar el CREAA harían falta otros 35 millones de euros. El montante total calculado para el megacirco se acerca a los 140 millones de euros, un 40 por ciento más de la previsión inicial.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

El tiempo...

Sigue ABC.es en...

Lo último...
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.