Cultura

Cultura

Lorca, la savia anglófona de un clan universal

Londres celebra al poeta español con la traducción al inglés del Romancero Gitano

Día 28/09/2011

Compartir

Una pequeña editorial especializada en poesía, y el duende tan especial que surge cuando juntas a varios miembros de la familia Lorca, obraron anteayer el milagro de convertir el Canal de Londres en el escenario perfecto para presentar las «Gypsy Ballads». Así se titula la traducción al inglés del «Romancero Gitano», presentada el martes en este universo tan alejado de los quejidos sureños que Federico García Lorca anotó en el libro de poemas que le convirtió —muy a su pesar— en el símbolo de la España campestre y flamenca. «No han entendido que lo gitano es una metáfora, podría haber escrito de máquinas de escribir», se quejaba el poeta, según contó Manuel Fernández-Montesinos, sobrino de Lorca e hijo del alcalde socialista de Granada asesinado dos días antes que el poeta.

En el libro, editado por Enitharmon y traducido por Jane Durán y Gloria García Lorca de los Ríos, confluyen los viajes de varias familias de la España republicana. En un exilio forzoso en Nueva York se reencontraron Fernando de los Ríos, ex ministro de Instrucción Pública de la República, y Francisco García Lorca, hermano del poeta. De los Ríos era el embajador del régimen republicano en Estados Unidos. Francisco, un diplomático destinado en Bruselas después del asesinato de su hermano. La derrota del gobierno al que representaban les despojó de patria, y de cargo. Pero su fecundo vínculo granadino todavía estaba por dar más frutos. El ex ministro había sido un apoyo fundamental de Lorca cuando fue su profesor en la niversidad de Granada. Fue de los Ríos quien convence a «Federico padre» para que le dejara ingresar en la Residencia de Estudiantes. Y, más tarde, ya como ministro, quien apoya su proyecto de teatro itinerante «La Barraca».

Años después, Francisco redescubriría en Nueva York a Laura, una de las hijas de e los Ríos —«era 11 años mayor que ella», explica Gloria García Lorca—. Y los dos clanes granadinos celebraron una boda sin sangre en Manhattan, en homenaje a la derramada por el poeta en algún lugar entre Víznar y Alfacar. De aquel matrimonio nacieron Gloria, artista y ahora traductora, Isabel, actriz, y Laura, que compagina el teatro y la danza con la presidencia de la Fundación Federico García Lorca.

«Aunque éramos niñas, sí notábamos algo, una conciencia de estar en una situación especial; pero en casa se hablaba muy poco de aquello», explica Gloria. Aquella niña compartía patio de colegio con Jane, hija de Gustavo Durán, amigo de Federico y de su padre, y el general más joven de la República con 28 años. Desde entonces, y hasta hoy, Jane Durán, residente en Londres, y Gloria García Lorca —que vive en Madrid desde que sus padres regresaron a una España «todavía hostil», en 1967— hablan inglés entre ellas. Hace diez años se pusieron a traducir el «Romance Sonámbulo». Y de ahí nació la traducción del Romancero completo.

Anteayer compartieron atril en Londres para recitar a dúo, en perfecto bilingüismo, aquello de «compadre, quiero morir decentemente en mi cama…». Emocionadas, compungidas, en presencia de Laura e Isabel García Lorca y de varios sobrinos y miembros de este clan universal, reunidos en torno al poeta que no pudo morir como quería.

Sin traducción para «aljibe» y «aljamiado»

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»
Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
A. MUÑIZ Una retrospectiva de la aviación a través de fotos, dibujos e ilustraciones, desde los pioneros al turismo de masas
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.