España pregunta a Islamabad si la esposa de Amer Azizi está detenida
El pasaporte de Raquel García Burgos /AP
El hallazgo ha sido sorprendente. Entre el material intervenido por el Ejército paquistaní en su última ofensiva contra los talibanes de la zona de Waziristan se encuentra el pasaporte de la española Raquel Burgos García, casada con Amer Azizi,yihadista vinculado a la célula del 11-M y contra quien la Audiencia Nacional tiene dictada una orden de busca y captura. El número de teléfono de Azizi estaba en la agenda de Jamal Zougam, condenado como uno de los autores de la matanza, y fueron números sus contactos con «Serhane el Tunecino», uno de los siete terrorista que se quitó la vida en el piso de Leganés.
A raíz del hallazgo del pasaporte de Raquel Burgos García, los servicios de inteligencia españoles tienen previsto iniciar gestiones con las autoridades paquistaníes para averiguar si la española se encuentra entre los detenidos por el ejército de este país en su ataque contra el bastión talibán de Waziristan del sur.
Raquel Burgos, que tras casarse con Azizi y convertirse al Islam adoptó el nombre de Anani (Nube), se marchó de España en 2001 con destino a Marruecos, país donde nació su marido. Desde entonces nada se sabía de ella.
La española conoció al yihidista cuando éste regresó en 1995 después de haber combatido en la guerra de Bosnia. Azizi fijó su residencia en el barrio madrileño de Peñagrande y allí conoció a Raquel Burgos.
Sobre el paradero del yihadista, fuentes solventes han señalado que hace años se obtuvo una información que apuntaba la posibilidad de que hubiera muerto en 2005 en Afganistán. No obstante, se trata de un dato que no ha podido ser comprobado.
Azizi, que durante su estancia en un campo de entrenamiento de Afganistán era conocido por el sobrenombre de «Othman el andalusi («el español»), fue jefe de Al Qaida en Europa. En 2000, un año antes de huir de España disfrazado de mujer, participó, junto con otros islamistas, en una cumbre de Al Qaida en Estambul. En ella, el Grupo Islámico Combatiente Marroquí y el Grupo Islámico Combatiente Libio asumieron su subordinación a la galaxia terrorista de Bin Laden.
El pasaporte de Burgos estaba entre el material que el Ejército paquistaní mostró a la prensa. A su lado estaba el del marroquí Saïd Bahaji, vinculado a la célula de Hamburgo del 11-S, a la que pertenecía el egipcio Mohamed Atta.

Enviar a:

¿qué es esto?