Piden que el Gobierno prohíba interrumpir la alimentación a los enfermos
El padre de Eluana mira fotos de la joven.
Publicado Domingo, 16-11-08 a las 14:16
El Movimiento por la Vida hizo un llamamiento al Gobierno para que intervenga con un decreto de urgencia con el fin de que los tratamientos de alimentación e hidratación de los enfermos terminales y en estado vegetativo no puedan ser interrumpidos, como en el caso de Eluana Englaro.
El pasado día 13 el Tribunal Supremo italiano autorizó la supresión de la alimentación a Eluana, que se encuentra en estado vegetativo desde hace 17 años debido a un accidente de tráfico, tras una larga lucha judicial en ese sentido por su padre, Giuseppe Englaro.
El Movimiento por la Vida realizó el llamamiento durante la celebración de la XXVIII Convención Nacional de los centros de ayuda a la vida, en la que reiteró su solidaridad con las hermanas de Lecco (Milán) que "habiendo sido testigos de amor y cuidado de Eluana Englaro todos los años de su enfermedad, ahora se encuentran que son las únicas, entre los que están más cercanos a la niña, que luchan por su vida".
El Movimiento lanzó también un llamamiento al Parlamento para que discuta y apruebe "cuanto antes una buena ley sobre el fin de la vida que evite a otras miles de personas en las condiciones de Eluana la amenaza de la eutanasia que nadie tiene el coraje de llamarla con su verdadero nombre".
En el mismo sentido se expresó hoy el cardenal Camillo Ruini, quien declaró que la sentencia que autoriza a quitar la sonda que alimenta a Eluana Englaro representa "una decisión trágicamente equivocada, tras la cual hay un gran equívoco que es mirar a la Eluana de hoy como si fuera la de ayer, en lugar de que es hoy".
"Eluana tiene unas exigencias muy modestas, necesita un poco de alimento y un poco de agua", declaró hoy el cardenal Camillo Ruini en una intervención en el programa "A Sua Immagine" transmitido por la televisión italiana RAI1.
El purpurado expresó su "preocupación por la suerte de Eluana y también por los que se encuentren en sus condiciones". "No pensaba que se pudiera repetir en Italia un caso como el de (la estadounidense) Terry Schiavo. Mis sentimientos son los mismos que los de las monjas que la cuidan y que hoy piden: dejádnosla a nosotras que la sentimos viva. Sentimos y entendemos que ella está viva", subrayó.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...