Valoración:
Publicado Lunes, 04-08-08 a las 22:46
Los inmigrantes son los principales responsables del crecimiento poblacional que España experimentó entre 2002 y 2008, cuando el 75 por ciento de los 3,3 millones de nuevos habitantes tenía procedencia extranjera. Según el Anuario Económico 'la Caixa' 2008, la población española creció un ocho por ciento en este periodo, un incremento del que seis puntos porcentuales fueron responsabilidad de los extranjeros.
En concreto, el estudio refleja que entre 2002 y 2007 el número de extranjeros creció en más de 2,54 millones de personas, mientras que la cifra de españoles varió en 819.369 ciudadanos. Esta aportación poblacional no fue del todo homogénea y se hizo especialmente aguda en las comunidades autónomas de Murcia, donde los extranjeros fueron responsables de 9,7 de los 13,5 puntos de crecimiento, y la Comunidad Valenciana, donde la población inmigrante impulsó un diez por ciento el total de habitantes.
Les siguen Baleares, con un crecimiento del 12,4 por ciento y el 9,9 por los inmigrantes; Castilla-La Mancha, que creció once puntos, 6,3 de ellos por la población extranjera; Cataluña, con un incremento total del 10,8 por ciento y el 9,1 gracias a los foráneos, y Madrid, cuya población aumentó un diez por ciento del que los extranjeros aportaron 7,6 puntos.
En términos absolutos, el incremento más significativo de población extranjera en estas cinco comunidades autónomas se produjo en Cataluña, donde entre 2002 y 2007 se registraron más de medio millón de nuevos ciudadanos, todos, nacidos en el extranjero.
Inmediatamente después se encuentran la Comunidad Valenciana y Madrid, con 433. 553 y 422. 470 nuevos inmigrantes, respectivamente.
El Anuario de 'la Caixa' recoge asimismo que la provincia que registró un mayor crecimiento de población durante el periodo analizado fue Guadalajara, cuya cifra de habitantes se incrementó un 26, 1 por ciento, aunque en este caso, la mayor parte de los nuevos ciudadanos eran españoles.
No es esta la situación de Tarragona, la segunda provincia que más creció, con una tasa del 20,1 por ciento, de los que el 12,9 por ciento eran extranjeros. En otras provincias como Baleares, Lleida o Madrid, el crecimiento de los españoles no supera la tasa del 2,5 por ciento.
Capitales y grandes municipiosAtendiendo a las capitales de provincia y los municipios con más de 50.000 habitantes, el informe destaca la situación de las localidades del extrarradio madrileño de Rivas-Vaciamadrid, cuya población se incrementó en este periodo un 66,6 por ciento, y Valdemoro, que registró un crecimiento del 55,7 por ciento. En ambos casos, el motor de este desarrollo poblacional fueron los españoles.
Sin embargo, los casos donde más influencia ha tenido durante el quinquenio 2002-2007 el crecimiento de la población inmigrante se encontraron en El Ejido (Almería), cuyos habitantes aumentaron en un 36,9 por ciento siendo el 31,3 por ciento de ellos, extranjeros; Orihuela (Alicante), donde la proporción fue del 31,9 por ciento con un 29,5 por ciento de inmigrantes y Gandía (Valencia), que creció un 24,3 puntos de los que 22,2 fueron por causa de los foráneos.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios: